Ya el DRNA sabe qué va a hacer con el sargazo

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, dio a conocer hoy un protocolo para el manejo de la acumulación de sargazo ante el evento extremo que se registra en las costas de Puerto Rico, con el objetivo de ayudar a mitigar el impacto en sectores residenciales, turísticos, comerciales, recreativos y de pesca comercial.

Asimismo, anunció que la playita Rosada permanece cerrada por no encontrarse apta para el uso de los bañistas y dar tiempo a que los empleados recojan la gran alfombra de algas que ha cubierto el agua durante los pasados días.

Personal técnico del DRNA evalúa en estos momentos la posibilidad de cerrar otras playas en similares condiciones.

Este evento inusual, por la magnitud de concentración de las algas de sargazo, ocurre también en otras partes de la región caribeña.

playitarosada1945109394-d311c77bc5a34dc496a598c32ad4ebe4.jpg

"La llegada del sargazo a nuestras costas ha sido por años un proceso natural que cumple con la importante función de proteger las playas del problema de la erosión y ayudar a estabilizar el perfil de la arena de las playas. Sin embargo, estamos ante un evento inusual de cantidades masivas de algas que los científicos estudian en busca de respuestas y atribuyen, sin total certeza, al cambio climático, el aumento en las temperaturas en el Océano Atlántico y el incremento en nutrientes", declaró Guerrero Pérez.

Agregó que “en busca de alternativas a nivel local y tomando en consideración que la erosión costera en nuestro país afecta a más de 40 municipios y al mismo tiempo su descomposición produce fuertes olores objetables y altera la estética de los paisajes, constituí un grupo de trabajo para analizar datos y experiencias en otros lugares

La remoción de cantidades moderadas del sargazo se realizará con rastrillos o equipo manual. Mientras cantidades de magnitud extraordinaria se removerán con equipos no manuales.

playitarosada3106110060-446c6707d0ea48633e3cded5a0eaa297.jpg

En ambos casos se deberá prestar especial atención a que no se extraiga arena de la playa durante el proceso. Las playas con problemas de erosión tendrán un tratamiento distinto: la remoción se hará en las áreas más expuestas al público y el material vegetativo se llevará a donde pueda contribuir a retener los sedimentos y reducir la erosión.

En cuanto a las playas con dunas, las acumulaciones que se recojan deberán ser colocadas en la base de las dunas donde la descomposición aportará nutrientes que contribuirán a la colonización por vegetación costera y que ayudará a estabilizar estas formaciones.