Único republicano negro en cámara baja no buscará reelección

Se trata del representante Will Hurd

WASHINGTON — Perjudicando los esfuerzos del Partido Republicano por atraer a los votantes de las minorías y reduciendo aún más sus ya difíciles posibilidades de recuperar el control de la Cámara de Representantes, el único republicano negro de la cámara baja se convirtió el legislador más reciente de ese partido en anunciar que no buscará la reelección el año próximo.

El nuevo golpe político conocido el jueves por la tarde ocurre mientras los legisladores republicanos enfrentan su condición de minoría en la Cámara de Representantes, la polarización de los legisladores y los tuits y rabietas del presidente Donald Trump.

El retiro prematuro restará aún más las posibilidades republicanas de quitarles el control del recinto a los demócratas en las elecciones de 2020.

El representante Will Hurd, de 42 años, de tendencia moderada que ha sostenido discusiones con Trump, anunció en un tuit que no buscará la reelección el año entrante. Hurd es el noveno republicano en la cámara baja y el sexto en poco más de una semana que anuncia su próxima partida, situación que aumenta las posibilidades de los demócratas de ganar un distrito fronterizo con México y de población mayoritariamente hispana.

La partida dejó mal parado al Partido Republicano luego de que 34 de sus miembros se fueron antes de las elecciones pasadas, la cifra más alta de esa fuerza política desde al menos 1930.

Los republicanos dijeron no esperar que las nuevas dimisiones alcancen esa dimensión, aunque su mayor problema es la partida de varios legisladores jóvenes como Hurd, quien está en su tercer periodo. Estas salidas quizá pongan en peligro cuatro bancas republicanas en 2020 y dejan entrever una inquietud subyacente al interior del partido sobre la dura realidad de continuar en la Cámara de Representantes.

“Existe un estado de ánimo de gran frustración por la falta de logros”, afirmó el representante republicano Paul Mitchell en una entrevista esta semana, días después de que sorprendiera a sus colegas con su anuncio de que se retiraría después de apenas dos periodos en la cámara baja. “¿Para qué correr como loco cuando lo más que se puede esperar quizá sea ver algún cambio en los márgenes de diferencia (de votos)?”

Mitchell, de 62 años, quien dijo que en un principio tenía la intención de ser legislador por más tiempo, responsabilizó a los dirigentes de ambos partidos de aprovechar los problemas de la nación “como un medio para enviar mensajes con miras a las elecciones” en lugar de resolverlos.

Expresó también su frustración porque Trump dijo el mes pasado en tuits a cuatro legisladoras demócratas de origen minoritario, incluida la representante Rashida Tlaib, que “regresen” a sus países, aunque todas son estadounidenses. El tuit estuvo “por abajo del comportamiento de liderazgo que guiará a este país hacia un lugar mejor”, declaró Mitchell.

En un comunicado, Hurd no mencionó a Trump pero señaló enfáticamente que él se aferró a su escaño “cuando el ambiente político era abrumadoramente adverso para mi partido”.