Colegio Médico señaló que joven de 21 años podría perder ambos ojos tras impacto de balines

Desde el ente señalaron que desde que estalló la crisis social hasta la fecha 200 personas han sufrido traumas oculares.

Aton

Durante este sábado el Colegio Médico denunció el "uso excesivo de la fuerza" por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros. Esto luego de que se diera a conocer el caso de un joven que recibió un impacto de balines en medio de una manifestación y que peligra perder ambos ojos.

El caso se suma a las más de 200 personas con trauma ocular que se han registrado desde que estalló la crisis social. Enrique Morales, presidente de departamento de DD.HH. del Colegio Médico explicó que "un joven de 21 años recibió un impacto de balines en su cardo afectando sus dos ojos. Esta situación es particularmente grave porque significa que la persona perdió uno de sus ojos y tiene un daño muy severo en el otro". Según datos entregados por el Colegio Médico el hecho habría ocurrido el viernes a eso de las 18:00 horas a las cercanías de Plaza Italia.

"Hemos podido hablar con su familia (…) y nos han dado a conocer el sentimiento tremendo de pena e indignación que tienen respecto a lo ocurrido. Queremos señalar que desde hace 17 días como Colegio Médico hemos señalado insistentemente de manera pública ante todas las autoridades, lo que está ocurriendo en Chile y empezamos a denunciar esto cuando habían 29 ojos perdidos, hoy van más de 200", sostuvo Morales.

Reestructurar los órganos dañados

A su vez, el vicepresidente del Colegio Médico, Patricio Meza, manifestó que "en estos momentos el paciente está siendo operado y están haciéndose todos los esfuerzos para, primero, restructurarle el ojo muy dañado y ver si puede recuperar algo de visión". "Estamos frente a una catástrofe sanitaria, la cantidad histórica de pacientes que están quedando ciegos de un ojo es tremenda y el caso que estamos acá viendo es el de una persona que tiene un compromiso grave de sus dos ojos y es un elemento más que nos preocupan, nos angustia y nos produce mucha frustración", añadió.

Cerca de un cuarto de los afectados  "van a requerir el uso de una prótesis ocular porque la destrucción de su órganos provoca, más que la pérdida de visión, la pérdida de su ojo", explicó Meza. Y la acusación fue fuerte: Pilar San Martín, investigadora del equipo de crisis de Amnistía Internacional, aseveró que una de las conclusiones preliminares a las que ha llegado el ente durante estos últimos días es que "el Estado está utilizando la fuerza para dañar". "Hay demasiados casos, demasiadas lesiones graves que indican que las personas están siendo intencionalmente atacadas en las parte superiores del cuerpo, en la cabeza y que por ello tenemos este número excesivo de casos de daño ocular irreparable", añadió.