El equipo campeón de rugby olímpico llegó a Tokio en avión que transporta pescado

La pandemia por coronavirus puso en aprietos a la Selección de Fiji, por lo que tuvieron que buscar una solución para llegar a la justa veraniega.

La pandemia provocada por coronavirus sigue causando estragos en todo el mundo. De hecho, el traslado para muchas delegaciones a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 está siendo un martirio, tal y como sucedió con el conjunto de rugby de Fiji.

El problema sanitario puso en aprietos al equipo de Oceanía. Incluso, la entrada y salida de vuelos comerciales se ha limitado en el país, para frenar la ola de contagios, ya que en los últimos días se han promediado 700 casos por semana.

Campeones olímpicos de rugby llegaron a Tokio en avión que transporta pescado crudo

Las autoridades cerraron la frontera, por ello será hasta finales de julio cuando se vuelva abrir la posibilidad de arrancar operaciones aéreas.

Esto trajo un gran problema para los representantes de la selección de rugby, pues en menos de dos semanas arrancarán su participación en Tokio 2020.

Lorraine Mar, directora ejecutiva de la Asociación de Deportes y Comité Olímpico de Fiji, confesó que ha habido temor por la falta de transporte.

Sin embargo, encontraron una solución, que, si bien no es la idónea, resolverá el problema que tenía atorados a los atletas olímpicos.

Y es que, los integrantes de la delegación de Fiji tomaron la decisión de realizar su traslado en un vuelo mercantil, específicamente en un avión que se encarga de la transportación de pescado.

El aeroplano llevó a 51 atletas, entre los que se encuentran los representativos femenil y varonil de rugby, así como staff de ambos conjuntos. Incluso, tres corredores y un nadador aprovecharon el vuelo para emprender su aventura.

La aeronave fue adaptada para poder transportar a los deportistas, pese a que su principal función es la de llevar pescado crudo en contenedores.

En Río 2016, Fiji sorprendió a propios y extraños, al consagrarse como el conjunto ganador de la medalla de oro, pese a que participaron varias de las grandes selecciones.

En la Final se vieron las caras ante Gran Bretaña, a quienes aplastaron por un marcador de 43-7.

Ese momento fue histórico para el país de Oceanía, ya que nunca habían conseguido una presea en unos Juegos Olímpicos.

Además, el equipo lo integraron expresidiarios, trabajadores de hoteles y cortadores de caña, ya que meses antes un ciclón les arrebató la vida a 44 personas, entre las que se encontraban varios participantes del conjunto de rugby.