Rusia con R de Retro: Putin sigue utilizando Windows XP

Si pensabas en actualizar tu equipo de computo porque piensas que es muy viejo, recuerda que Vladimir Putin aún sigue usando Windows XP.

Windows XP fue uno de los sistemas operativos de Microsoft que vio la luz por primera vez en el año 2001 y desde entonces se han lanzado una gran variedad de sistemas operativos, siendo Windows 10 el que más a durado gracias a las actualizaciones constantes. De hecho, Windows XP ya es considerado un sistema operativo muerto, pero parece que en Rusia todo es muy diferente. Así lo reportan en The Guardian.

Windows XP con P de Putin

Actualizar un sistema operativo es de vital importancia para mantenerse protegido ante posible ataques que puedan ocurrir hacía tu equipo y así evitar posibles robos de información y otro tipo de ataques, como el que ocurrió contra PEMEX hace poco.

Pero parece ser que Putin no se encuentra preocupado en lo más mínimo por la seguridad de su información almacenada en su equipo, pues sigue utilizando Windows XP. Ni siquiera es Windows 7, es el XP.

Te pongo en contexto. Una serie de imágenes liberadas por la prensa sobre Vladimir y su oficina, muestran que su equipo aún tiene instalado este obsoleto sistema operativo el cual, no solamente tiene muchos años de ya no ser usado por muchas personas, sino que dejó de recibir actualizaciones de seguridad en el año 2014.

Windows XP Putin

Pero parece que no toda la culpa viene del mismo gobernante, sino que se le ha imposibilitado actualizar su sistema operativo a Windows 10 por una serie de regulaciones que seguramente no entenderíamos nosotros.

Sin embargo, esto pone en la mira al mismo Vladimir Putin y a cualquier información que tenga guardada en su equipo, puesto que sin actualizaciones de seguridad en ya casi 6 años, no hay manera de protegerse de manera efectiva contra “siberiataques” perdón, no lo vuelvo a hacer.

El asunto, es que los equipos que contienen secretos de estado no se pueden actualizar a Windows 10, por lo que eso nos asegura que de hecho, Putin tiene secretos de estado en su equipo, para sorpresa de nadie.