VIDEO: Galletitas de las Girl Scouts se reparten en drones en Virginia

¡Llegaron las Thin Mints!

¿Te estás perdiendo de las galletas Samoa durante la pandemia? Una filial de Google está utilizando drones para entregar cookies de Girl Scout a las puertas de las personas en una comunidad de Virginia, así que no temáis. Quizás pronto suceda en Borinquen.

La ciudad de Christiansburg ha sido un campo de pruebas para drones de reparto comercial operados por Wing, una subsidiaria de Alphabet, la empresa matriz de Google.

Ahora, la compañía está agregando las icónicas galletas en caja a las ofertas de farmacias más mundanas, paquetes de FedEx y pasteles, tacos y cafés fríos elaborados localmente que ha estado transportando a un área escasamente poblada de subdivisiones residenciales desde 2019.

Wing dijo que comenzó a hablar con las tropas locales de Girl Scouts porque les ha costado más vender galletas durante la pandemia, cuando hay menos gente fuera de casa. La organización dio un nuevo giro a su misión de desarrollo de habilidades.

“Estoy emocionada de poder ser parte de la historia”, dijo Gracie Walker, de 11 años, de Girl Scouts of Virginia Skyline Troop 224. “La gente se dará cuenta y dirá, 'Oye, esto es mejor para el medio ambiente y puedo caminar afuera en pijama y comprar galletas '”.

Es el último intento de generar entusiasmo público por la entrega de drones futuristas mientras Wing compite contra Amazon, Walmart, UPS y otros para superar los muchos desafíos técnicos y regulatorios de los paquetes aéreos sobre los vecindarios.

Los funcionarios federales comenzaron a implementar nuevas reglas a mediados de abril que permitirán a los operadores volar pequeños drones sobre las personas y por la noche, lo que podría impulsar el uso comercial de las máquinas. La mayoría de los drones deberán estar equipados para que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley puedan identificarlos de forma remota.

El dron Wing de 10 libras que realizó las primeras entregas en Christiansburg en el otoño de 2019 ya es un artefacto que se encuentra en el Museo Nacional del Aire y el Espacio Smithsonian. Queda por ver si pasará a la historia como una innovación revolucionaria o un fracaso utópico.

Amazon también ha estado trabajando en la entrega de drones durante años. En 2013, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, dijo en una entrevista televisiva que los drones volarían a las casas de los clientes dentro de cinco años, pero ese plazo ya pasó. La compañía obtuvo la aprobación del gobierno para entregar paquetes con drones en agosto pasado, pero Amazon dijo que todavía los estaba probando y que aún no ha comenzado a entregar productos a los compradores.

David Vos, un ingeniero aeroespacial que dirigió el proyecto Wing de Google hasta 2016, dijo que le sorprendió que las empresas de entrega con drones no hayan despegado más rápidamente.

"Pensé que era completamente factible estar listo para el 2021", dijo Vos. Si bien todavía cree que la tecnología de drones está cada vez más cerca de ofrecer el tamaño, el peso y la potencia necesarios para transportar mercancías de forma segura en lugares poblados, Vos dijo que la industria tecnológica también necesita un cambio cultural.

En particular, dijo, debe atraer a personas de la industria de la aviación tradicional que tengan experiencia en la construcción de “sistemas críticos para la seguridad” que cumplan con estrictos estándares de desempeño.

Los drones de Wing pueden navegar de forma autónoma, sin que un piloto humano los controle de forma remota, y están propulsados ​​por dos hélices delanteras en sus alas y 12 hélices verticales más pequeñas. Cuando un dron llega a su destino, se cierne sobre el césped delantero mientras se suelta una correa para dejar caer el paquete.

"Fue tan suave y no tembló", dijo Walker, quien, antes de que su tropa agregara drones a su estrategia de ventas, se ponía una máscara y montaba un puesto de galletas afuera de una tienda de mejoras para el hogar. "Parecen un helicóptero pero también un avión".

No hay mucha evidencia de que los consumidores hayan estado clamando por la entrega de drones, y muchos han expresado preocupaciones por la privacidad, la seguridad o las molestias cuando se les pidió que imaginaran las máquinas ruidosas sobre sus hogares. Wing se ha opuesto a algunas de las nuevas reglas de drones de la FAA por motivos de privacidad, diciendo que el requisito de identificación remota podría permitir a los observadores husmear en las rutas de entrega en línea.

Girl Scouts (AP)

Pero en una pequeña encuesta de los residentes de Christiansburg realizada por investigadores del cercano Virginia Tech que Wing ayudó a financiar, la mayoría de la gente del pueblo parecía estar contenta con los drones.

"Una de las razones es porque Virginia Tech está aquí y hay una cultura de ingeniería de probar cosas nuevas", dijo Lee Vinsel, profesor asistente de ciencia, tecnología y sociedad que realizó la encuesta de Virginia Tech. "Y la configuración suburbana es más fácil para la entrega con drones".

Ese podría no ser el caso de lugares mucho más densos, agregó. "Manhattan sería difícil".