Por comerse una hamburguesa triple, a esta mujer se le arruinó la vida

Ahora casi no puede abrir la boca

Reuters/Imagen referencial

Holly Strevens, una mujer de 34 años residente en la ciudad británica de Portsmouth, relató el drama que vive luego de pedir una hamburguesa triple y se dislocara la mandíbula.

El hecho ocurrió en 2004 cuando encargó por delivery el alimento. "Estaba comiendo mientras miraba la televisión y de repente sentí un fuerte ruido como de crujido. Fue mi articulación de la mandíbula izquierda. Parecía normal pero se sentía horrible y seguía 'bloqueando y desbloqueando'. Debo haber estirado demasiado la boca al morder la hamburguesa", señaló acorde a lo consignado por el diario británico Metro.

Tras este hecho, la mujer fue diagnosticada con un trastorno de la articulación temporomandibular (ATM).

Luego de este episodio, durante los últimos años Strevens ha debido enfrentar fuertes dolores, no puede comer "nada masticable", perdió su trabajo debido a los problemas de salud y sufre de ansiedad.

"La gente puede abrir la boca hasta 35 mm, pero el movimiento de mi mandíbula se ha reducido a 13 mm", expresó.

Producto de su problema, le debieron reemplazar el lado izquierdo de la mandíbula, lo que provocó una cicatriz desde el lóbulo de la oreja hasta el nivel de la ceja.

"Lamento haberme comido la hamburguesa. Ha cambiado mi vida. Mi salud mental ha empeorado y tengo ansiedad porque podría tener una convulsión cuando estoy sola", indicó.

Por último, afirmó que espera que "me reemplacen el lado derecho de la mandíbula para poner fin al implacable dolor crónico".