¿Transespecie? Asegura sentirse como gato y no mujer

Es de Noruega y se llama Nano.

Según indica, a los 16 años descubrió que "era un gato", que no se sentía mujer. Ahora, pasados los 20 años de edad continúa afirmando que ha "nacido en la especie equivocada".

"Veo mejor en la oscuridad, tengo el sentido del oído más desarrollado, me fijo en cosas que otros no ven, duermo en cualquier lugar", explica.

Nano dice que no le gusta el agua y que prefiere dormir en el alféizar de su ventana.

"Te acostumbras a vivir con el instinto de un gato. El médico dice que puede terminar a medida que vaya creciendo. Pero yo creo que seré un gato toda mi vida, me siento gato", afirma Nano, según reseñó el diario Mediterráneo Digital.

El caso corre el internet desde 2016, cuando Nano salió del clóset gatuno y declaró que quiere ser reconocida como una transespecie. Aquí nuestros amigos de Young Turks te lo explican.