Este es el tipo de sangre que es más resistente al coronavirus

La pandemia de coronavirus sigue causando muchas dudas en la población

Mientras la pandemia de COVID-19 continúa asechando ciudades enteras, surge más información respecto a cómo se propaga, quiénes son más vulnerables y cómo actuar frente a una sospecha de contagio.

Recientemente circuló información asegurando que ciertos tipos de sangre son más susceptibles a contraer el virus.

Un nuevo estudio preliminar encontró correlaciones entre el tipo de sangre y la probabilidad de ser hospitalizado con COVID-19.

Según los autores, las personas con sangre tipo A podrían estar en mayor riesgo que aquellas con otros tipos de sangre.

Aunque aún queda mucho por investigar al respecto, investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, en Shenzhen, China, en colaboración con colegas de otras instituciones del país, han realizado pruebas para entender este comportamiento, ya que el virus ha estado en constante cambio.

TAMBIÉN LEE: ¿El COVID-19 se manifiesta diferente en los niños?

El estudio se centró en 2,173 pacientes con COVID-19 de tres hospitales en Wuhan y Shenzhen.

Los expertos analizaron la distribución de los tipos de sangre en la población normal en cada área, y luego la compararon con una muestra de pacientes con el virus, nuevamente en cada área.

Luego, el equipo comparó la distribución del grupo sanguíneo de los pacientes con la de un representante del grupo de la población general, un total de 3.694 personas, en Wuhan.

Los investigadores encontraron que la proporción de personas con tipo de sangre A era significativamente mayor entre el grupo hospitalizado con COVID-19 que entre la población general.

"Los meta análisis de los datos agrupados mostraron que el grupo sanguíneo A tenía un riesgo significativamente mayor de COVID-19 en comparación con los grupos sanguíneos no A", escribieron los investigadores en su artículo.

La investigación sugiere que el grupo sanguíneo O tenía un riesgo significativamente menor de contagio, en comparación con los grupos sanguíneos que no son de ese tipo.

La población normal en Wuhan tiene una distribución del tipo de sangre del 31 por ciento tipo A, 24 por ciento tipo B, 9 por ciento tipo AB y 34 por ciento tipo O. Eso sí, el documento también establece claramente que, aunque los resultados fueron significativos, no es un resultado definitivo.

Sakthi Vaiyapuri, Ph.D., profesor asociado de farmacología cardiovascular y veneno en la Universidad de Reading, en el Reino Unido, enfatiza que las personas con sangre tipo A no deberían preocuparse por los resultados de este estudio preliminar.

"Hay poca evidencia para corroborar cualquier afirmación de que [hay] más que una correlación coincidente entre el grupo sanguíneo ABO y la susceptibilidad de contraer COVID-19", dice.

Te recomendamos en video