Su lengua vale más de un millón de dólares por esta razón

Esta es la historia de la increíble Hayleigh Curtis, la catadora de chocolates.

Hayleigh es una chica que estudió matemáticas, pero que desde siempre fue amante de los productos del cacao. Comenzó a trabajar en una empresa de chocolate que tenía cerca de casa, y fue sólo cuestión de tiempo para que se convierta en aprendiz de encargado de mezclar los ingredientes y hacer el chocolate.

No tardó mucho en conocer las recetas, memorizarlas y entrenar su paladar a tal grado que podía conocer los ingredientes de cualquier chocolate con tan solo probar una onza; y así su carrera comenzó.

37ed2bdb000005783775150forherinsurancetonotbecomevoidmisscurtismustshyawayfa951473118213500-8d3b9e70b18e58cce99b016ffe093882.jpg

Hayleigh recibió apoyo para estudiar ciencias naturales especializada en química, y posteriormente, a sus 23 años, fue invitada a conformar un panel de catadores para la empresa de chocolates Cadbury. Este equipo se dedica principalmente a la innovación, prueban las recetas que no han salido a la venta y se encargan de la mejora de los productos tras haberlos probado.

¡O SEA QUE VIVE PARA PROBAR CHOCOLATE!

149627925650555170278973355793614704157043n-547c68cd5b192161070320ae48615d79.jpg

Como siempre en esta vida, hay un precio que pagar. Su lengua ha sido asegurada por 1.25 millones de dólares, de manera que está obligada a no ser imprudente con ella. Esto quiere decir que no puede comer picante, o cualquier otro producto que puedan dañar sus papilas gustativas.

A QUIÉN LE IMPORTA, SIGUE VIVIENDO PARA PROBAR CHOCOLATE.

Al parecer hacer chocolate es toda una ciencia.