Hallan extraño calamar gigante en las costas de Sudáfrica

La especie de la familia de los moluscos fue hallado sin vida en las Bahía de Britannia, Sudáfrica. Este calamar será estudiado por los biólogos marinos.

Calamar Gigante

Las profundidades de los océanos de nuestro planeta esconden tantos secretos como el universo mismo. Uno de ellos es la fisionomía de los calamares. Es casi imposible verlos en las zonas costeras y mucho menos en su especie gigante. Por lo general un calamar mide unos 60 centímetros aproximadamente. Sin embargo hay una especie que sobrepasa los límites comunes y se tiene poca información sobre ellos. Recientemente fue encontrado uno, sin vida, en las costas de Sudáfrica y por supuesto será objeto de investigación.

El portal Daily Mail reseñó el hallazgo de un calamar de unos 14 pies (4.2 metros) de largo. Fue encontrado en las orillas de la Bahía de Britannia, en Sudáfrica. Los protagonistas de la presencia del molusco muerto sobre la costa, fueron los mismos habitantes del lugar. Quienes no dudaron en sacar sus teléfonos celulares para capturar el momento. Deben sentirse afortunados, pues lograr registrar material audiovisual de estos animales, puede llevar una vida entera a quienes se dedican al estudio de los calamares gigantes.

Los mismos fueron fotografiados por primera vez en la historia en el año 2002, reseñó el portal antes citado. Asimismo fueron registrados por primera vez en video en el año 2006. Debido a su gran tamaño su peso se acerca a los 200 kilogramos y los científicos quieren encontrar las razones por las cuales este calamar gigante falleció y se acercó a las costas sudafricanas.

Calamar Gigante

Calamar gigante en el mundo animal

Para ser ubicado en la especie de calamares gigantes, este resulta ser uno pequeño ¿impresionante, no? Y es que este tipo de molusco puede alcanzar los 14 metros de largo. Es muy extraño verlos ya que su habita se ubica bajo los tres mil metros de profundidad en el mar. Las imágenes oficiales que le dan las vuelta al mundo pertenecen al grupo Adéle Grosse.

Por su parte el biólogo marino del museo Iziko, Wayne Florence, manifestó a Daily Mail su asombro al ver con sus propios ojos el animal. Sostuvo que las causas de su muerte no están claras y que "solo puede conocerse cuando diseccionemos el espécimen, después de que se levanta el encierro COVID-19", finalizó.