Signal vs. Telegram vs. WhatsApp vs. Messenger: cuál app elegir

Hay una cantidad obscena de aplicaciones de mensajería instantánea. Aquí comparamos Signal vs. Telegram vs. WhatsApp vs. Messenger.

Cuando hablamos de aplicaciones de mensajería instantánea lo más natural es que la primera en la que pensemos sea WhatsApp.

Pero en realidad una cantidad abrumadora de alternativas si lo que queremos es enviarnos mensajes, archivos y hasta hacer llamadas con nuestros contactos.

Por la naturaleza de las actividades del equipo editorial de FayerWayer en algún momento u otro hemos tenido que utilizar algunas de la principales apps de mensajería.

De modo que se nos ocurrió hacer esta breve y concisa guía. En donde comparamos Telegram vs. WhatsApp vs. Messenger vs. Signal, analizando sus principales ventajas y desventajas, con un tono ligeramente cómico.

Todo para ayudarles a tener un panorama general de las alternativas y ayudarles a usar la que mejor les acomode. Porque al final se trata sólo de eso.

WhatsApp estaría trabajando en un modo oscuro para la versión de escritorio

WhatsApp: ventajas

  • Todos usan WhatsApp: es la app número uno del planeta, así que es casi un hecho que si agregas un contacto a tu directorio aparecerá también dentro de la app. Lo que puede hacer las cosas más ágiles.
  • Facebook es dueño de la app: esto garantiza la estabilidad y permanente mejora de su interfaz con elementos que toma prestados tanto de Facebook como de Instagram.
  • Cada día se parece más a Telegram: la app ya tiene stickers, cifrado completo de mensajes y características que iniciaron en Telegram. Lo que ha contribuido a volver a WhatsApp aún más accesible.

WhatsApp: desventajas

  • Todos usan WhatsApp: esto quiere decir que tu mamá, tu tía, tus abuelos, ex parejas, compañeros de trabajo y demás estarán ahí. Siempre dispuestos a agregarte a un grupo.
  • Facebook es dueño de la app: para los preocupados por temas como el de Cambridge Analytica y el uso de la privacidad y datos de cada cuenta este asunto no es menor. A final de cuentas todo se queda con el mismo conglomerado que ya ha demostrado no ser tan confiable.
  • Si hackearon a Jeff Bezos pueden hackearte a ti: durante las últimas semanas esta app ha sido objeto de memes, críticas y burlas por ser la indirecta responsable de lo que le pasó al hombre más rico del mundo. Y eso necesariamente afectó su reputación.
Telegram futuro

Telegram: ventajas

  • Es Telegram: quien lo probó, lo sabe. Telegram es la plataforma más robusta de mensajería. Es ágil, sencilla, directa y se sincroniza sin enredos.
  • Tiene stickers animados, stickers estáticos, bots, grupos y un infinito etcétera: prácticamente lo que sucede en Telegram es lo que veremos llegar a WhatsApp dentro de algunos meses u años. Han mantenido esa dinámica por bastante tiempo y no parece que vaya a cambiar.
  • Perfecto como herramienta de trabajo, más que WhatsApp: gracias a que está basado en la nube y su capacidad de almacenamiento es gratuita, además de ilimitada, Telegram funciona perfecto como herramienta de productividad. No es necesario triangular las conexiones para disfrutar de la versión web y todo se mantiene almacenado en la nube permanentemente.

Telegram: desventajas

  • La actualización constante es obligatoria: la app móvil rara vez da problemas, pero el cliente de escritorio o la versión web presenta a veces hipos para funcionar y permitir descargar archivos. Usualmente se arregla actualizando la versión que usamos en la computadora. Pero eso pasa muy seguido.
  • ¿Demasiado bueno para ser cierto?: todo gratis, con almacenamiento ilimitado y cero límites en lo que puedes mandarte a ti mismo para usarlo como servicio de disco duro virtual. Pero hay un intenso drama con Rusia y el fundador de la plataforma, Pável Dúrov. Lo que despierta entre sospechas e incertidumbre.
  • No tiene videollamadas en forma: en 2017 Telegram recibió la actualización para realizar llamadas de audio, y desde entonces ha recibido actualizaciones que la han acercado a soportar videollamadas como Hangouts y similares. Pero las burbujas con mensajes de video no son tan funcionales.
Muchos no lo saben, pero así puedes tener conversaciones secretas en Facebook Messenger

Facebook Messenger: ventajas

  • Va de la mano con Facebook: Messenger resulta innegablemente cómodo si sólo vas a usar Facebook como principal red social. Tiene todo, stickers, soporta animaciones GIF, es bastante estable y puede usarse independientemente de la cuenta en la plataforma.
  • La interfaz con chats de burbujas es perfecta: Messenger está diseñado para ser discreto pero permanecer presente en la pantalla de los usuarios móviles. En ese sentido se distingue de las demás y es la mejor. Nunca es demasiado intrusiva y sus filtros de notificaciones son admirables.
  • No exige un número telefónico para usarse: al estar vinculada con la cuenta de Facebook puede usarse y autentificar los accesos sin necesidad directa de mantener activa la tarjeta SIM.

Facebook Messenger: desventajas

Todas las que ya dijimos con respecto a WhatsApp: y lo decimos en serio.

La calidad de audio y video es muy irregular: soporta un montón de funciones esta app pero la calidad de su desempeño no siempre es confiable. Particularmente si se trata de interacciones con usuarios que se encuentran en países remotos.

WhatsApp Signal

Signal: ventajas

  • Es como el Telegram de las videollamadas: tal cuál, cumple con las funciones de una app cualquiera de mensajería. Pero promueven como virtud principal la capacidad de hacer llamadas encriptadas y seguras.
  • Lo respalda la Unión Europea: ya escribimos una nota completa sobre ello y recomendamos ampliamente su lectura.
  • Está de moda: ¿y quién no quiere estar a la moda?

Signal: desventajas

  • Es extremadamente segura: la privacidad y control sobre la disponibilidad de lo que se escribe y se puede borrar es tan elevada que se vuelve una herramienta no tan confiable para labores de productividad.
  • Es demasiado nueva: la interfaz se ha ido puliendo en cada nueva actualización. Pero le queda largo camino para igualar a sus demás competidoras.