Sí, estar borracho y enamorado es lo mismo

supermangettingdrunkgif-ef14fa1f3e203ca7b2894eb0325c89b1.gif

Mirar a los ojos a esa persona que amas es casi lo mismo que beberte un par de shots de tequila, afirman investigadores de la Universidad de Birmingham. Ok, tal vez no con esas palabras, pero confirmaron que el alcohol comparte mesuradamente la oxitocina.

Hasta este momento se han resaltado solo algunas características de esta hormona, como el hecho de que incrementa la empatía, procura la generosidad y es un integral para el parto, pero también provoca agresión, envidia, competitividad y arrogancia.

De acuerdo con el médico Ian Mitchell, el alcohol y la oxitocina son similares, pues ambos reducen el miedo y la ansiedad, lo que nos hace sentir más seguros pero también menos responsables sobre las decisiones que tomamos.