Serie de 'El Chapo' viene pa' quedarse

El actor Marco de la O, protagonista de “El Chapo”, resaltó que este proyecto provocará un cambio en Latinoamérica, “para empezar a hacer series serias”.

La serie está basada en la vida del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

“Tenemos a un ‘Chapo’ más oscuro, obesionado por el poder. Va a quitar del medio a quien tenga que quitar para ser el número uno. Sabemos que lo va a lograr, pero verán cómo…”, afirmó sobre la segunda temporada.

El artista indicó que los televidentes descubrirán, también, el lado familiar del narcotraficante.

La segunda temporada de la serie de Univisión ya fue filmada en Colombia.

“La gente de arte y de producción son genios al reproducir México en Colombia. ¡Fue genial! Nadie se da cuenta que es otro país”, destacó.

Comentó que “para mí fue muy divertido grabar en Colombia. Es un país que como mexicano tengo gratos recuerdos. Mi esposa es colombiana. Me encanta estar por allá y la gente es fabulosa”.

Marco admitió que su esposa “tuvo mucho que ver” en que haya sido contratado para el proyecto.

“Lo que pasa es que el jefe de ‘casting’ (de la serie) me fue a ver al teatro. Me dijo que si quería hacer el ‘casting’ para ‘El Chapo’. Yo no sabía y me dio la desconfianza de hacer un personaje de ese tipo. Yo dije que ni me parecía; nunca me había visualizado como él. Cuando llegué a casa, le dije a mi esposa y me comentó que me parecía”, reveló.

Mencionó, en entrevista telefónica con la agencia Inter News Service (INS), que su mujer lo orientó sobre cómo lucir para las audiciones.

Sobre las dos temporadas de “El Chapo”, Marco de la O expresó que “eran 12 horas diarias de grabación. En la primera temporada fue enfrentarme al personaje. ¡Estar en la piel del personaje! Fue impactante y la parte de la cárcel me costó trabajo (por las temperaturas en las noches en Bogotá que causó hasta que se enfermara)”.

El histrión tuvo que subir 20 libras para interpretar al ‘Chapo’; debía comer cada dos horas, lo que le causó dolores de estómagos, de cabeza y hasta diarrea.

Marco de la O aclaró que la serie “El Chapo” no busca que el público lo vea como un ejemplo a seguir.

“Queremos que la gente piense, analice y haga sus conclusiones. No queremos ser apología de nadie. Vamos a dejar huellas en la televisión hispana. ¡Qué sigan haciendo series de calidad en español!, insistió.

El actor explicó que hizo, “mi propio Joaquín, olvidándome un poquito de ‘El Chapo’. Sé que la caracterización es brutal y me parezco… Le puse mi experiencia como actor”.

“Fue una responsabilidad social hacer ‘El Chapo’. No puedes hacer cosas triviales con un tema tan delicado. Hay que ser respetuoso con el personaje, sea quien sea. Yo no juzgo mis personajes. Es un personaje más que debo respetar y darle su lugar”, manifestó.

Marco de la O desconocía el 90 por ciento de la vida de “El Chapo”, porque los temas de narcotráfico le dan miedo, “ahora más miedo”.

“Ahora que conozco más, no me queda más que decirle a mi hija los mejores consejos y educarla bien. ¡La educación es todo!”, sostuvo.

Al culminar la serie, su protagonista luchará para que no lo encasillen en el tipo de personaje.

“El Chapo” es la primera producción conjunta de Netflix y Story House Entertainment, la unidad de creación y producción de contenido de Fusion Media Group (FMG).

El drama, a lo largo de tres temporadas, explorará la historia de “El Chapo” inspirada en los titulares de los periódicos durante tres décadas: desde 1985, cuando era un miembro de baja jerarquía en el Cártel de Guadalajara, su ascenso al poder como líder del Cartel de Sinaloa y, finalmente, su caída.