Review de la cámara Sony a7C: pequeña maravilla

Full frame, pero muy chica. Los colegas de FayerWayer Labs nos hicieron esta vueltica.

En un mundo donde cada vez vemos más cámaras mirrorless, ver que el foco se lo lleva una full frame como la Sony A7C es, por lo bajo, refrescante.

Esta nueva cámara tiene como principal gracia mantener la calidad y características de esta saga, pero en un cuerpo mucho más pequeño, de ahí viene la "C" al final del nombre creo yo, de "compact", como con tantos productos de Sony.

sony a7c

Evidentemente es un cuerpo independiente con lentes intercambiables, y tiene estabilización integrada de 5 ejes (IBIS 5 axis), lo que es una maravilla para un cuerpo similar a la de la a6600.

sony a7c

A nivel de materialidad, se siente muy bien construida, con los materiales acostumbrados y con un layout de botones que, si no fuera porque el "menu" está al medio y requiere algo de gimnasia, se sentirá "como en casa" para los usuarios de Sony.

Sobre ese último punto, quizás es negativo que la interfaz mantenga su forma arcaica (hay una más actual) y que los controles touch no sean extremadamente amplios y/o intuitivos. Requieren de un tiempo de adaptación si vienes de otra marca.

sony a7c

Su pantalla tiene buen brillo y es completamente articulada, por lo que si alguien se anima a hacer "vlogging" (graba 4K hasta a 30 cuadros por segundo), podría, aunque es un aparato enfocado a los fotos, para lo demás hay modelos como la ZV-1

La duración de la batería es estelar, hablo de que con una sola de estas podrás cubrir un evento completo, como la presentación de una banda, por ejemplo, o en uso más casual te podría durar unas 4 o 5 salidas, fácil. Lo malo es que para cargar rápido requieres del cargador propio de Sony para sus baterías. La cámara tiene entrada USB-C y podría ser mejor en este aspecto.

Respecto a la calidad de imagen, esta es fantástica, el tratamiento de la luz y la ciencia del color siguen siendo los clásicos de la serie A, pero hay muchos otros factores en juego, como el lente que se utilice, obviamente. Sony vende un pack con un 50mm, que es el que usamos para este review y los resultados son muy agradables. El foco es extremadamente rápido, además.

A nivel técnico, la Sony a7C tiene un sensor full frame de 35 mm (35,6 x 23,8 mm), sensor CMOS Exmor Ry un procesador Bionz X, el mismo que la a7 III.

Me gustaría que el viewfinder fuera un poco más grande, o que hubiera un control físico de zoom, pero son detalles a los que te acostumbras al final del día. El cuerpo cuesta unos 1800 dólares. Es una opción ideal para quienes buscan un aparato full frame pero necesitan algo más compacto en su vida.

Para más información, visita el sitio oficial de la compañía.