Razones por las que quedarte calvo puede ser una bendición

La calvicie, un fenómeno que está arrasando con miles de cueros cabelludos en la Isla, está motivando cada vez mas a que los varones rompan el cochinito  de los ahorros y así costear costosos tratamientos para manejar las odiosas entradas.

En Puerto Rico hemos visto como personalidades y artistas han recurrido a los injertos de pelos entre otros, y así verse mejor.

Un informe periodístico de la la BBC afirma que muchas veces estos tratamientos en  acarrean efectos secundarios como la impotencia.

A pesar de que encuestas apuntan a que el 60% de los hombres preferían tener una cabeza llena de pelo que más amigos o dinero, el medio británico asegura que "los hombres calvos son vistos como más inteligentes, dominantes y del estatus más alto; sus brillantes cabezas pueden ayudarles a seducir a las mujeres o incluso a salvarles las vidas".

Esta opinión ha sido corroborada por varios estudios.

tumblrn0ayslycdc1tpcprdo1500-6074ba98fae67beb47014f484f0a3d13.gif
Según el psicólogo estadounidense Frank Muscarella, "en general, en la naturaleza, cuando los hombres tienen algo que las mujeres no tienen, esa característica actúa como señal".

La mayoría de esos atributos "sexualmente dismórficos están asociados con el dominio y mayores oportunidades reproductivas", afirma Muscarella. Dicho de otra manera, ser calvo podría ser un equivalente humano a la actitud de un pavo real.

15046258036147796848036127773150782439077n500x315-f5c2caa7d77d34b3d4442fbe534417f4.jpg

La revista &#39New Scientist&#39 recoge estudios que afirman que  la calvicie es una señal de dominio y alto estatus social. Por su parte, una investigación del citado Frank Muscarella y Michael Cunningham publicada en la revista &#39Ethology and Sociobiology&#39 afirma que los hombres calvos "están asociados a la sabiduría y madurez". También son percibidos como menos atractivos físicamente y más viejos, pero los científicos constatan que la longevidad es un rasgo atractivo para una pareja.

Según otro trabajo, los hombres calvos son menos agresivos a ojos de los demás. Una condición que, según Muscarella, puede haber sido una manera de diferenciar a los hombres maduros y de alto estatus social de los "adolescentes hostiles".

Así que ya saben, a lucir esas entradas con orgullo.