Proponen que compañías de internet den crédito por interrupción del servicio

¿No hay internet? Pues, no se paga...

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, radicó un proyecto para que las compañías proveedoras de servicios de Internet tengan que darle un crédito en la factura mensual a sus clientes por el tiempo que tengan el servicio interrumpido.

“Es una injusticia de parte de los proveedores el hacerse de rogar ante el reclamo de las consumidoras cuando se interrumpe el servicio, y llegar a pretender que se les pague por un servicio que no se ha provisto según pactado”, denunció la senadora Santiago en declaraciones escritas.

La medida destaca que, en el contexto presente, el acceso a los servicios de Internet se encuentra ligado al ejercicio pleno de los derechos humanos, al desarrollo económico, a la lucha contra la desigualdad, a la capacidad y oportunidad de desempeñar una amplia gama de oficios y profesiones y al desarrollo educativo del estudiantado en todos los niveles.

“En un momento en el que se estrenan nuevos modelos académicos y de producción económica que dependen del acceso a la red cibernética, los daños materiales, personales y económicos que producen las interrupciones en el servicio de Internet sobre la población resultan incalculables”, explicó la legisladora.

El uso y costumbre entre las empresas proveedoras de servicios de Internet ha sido esperar que las personas clientes presenten una reclamación en la que expongan haber sufrido una interrupción en la conexión para luego adjudicar si, según su criterio, procede la otorgación de un crédito o reembolso por el tiempo que la persona estuvo sin servicio.  Si la persona no presenta tal reclamación, se le exige cumplimentar la totalidad del pago mensual, independientemente de no haber recibido el servicio por la totalidad del tiempo. Sin embargo, es la compañía proveedora la que tiene conocimiento preciso del tiempo que se interrumpió el servicio por el que facturan.

 “Es imperativo que velemos porque el campo comercial de un servicio que se ha vuelto esencial no se torne en un esquema que propenda al enriquecimiento ilícito”, concluyó la portavoz independentista.