¿Tu pana es una gata gangster? Estas podrían ser algunas pistas

"Vélala, mi gata ganster sin miedo... la que conmigo es a fuego"

Están escondidas entre nosotros, con sus extensiones de pelo y su abundantes carnes moldeadas en Colombia, estas peligrosas chicas se pasean por el mundo de Instagram provocando cientos de ‘likes’ a su paso. Su excéntrica vida donde abundan los carros de lujos de segunda mano, las libras de krippy y las visitas a “finos” restaurantes en días de semana, provoca la admiración de muchas chicas que lo darían todo por vivirse la película de esa misma manera. Detrás de sus vidas color rosa y sus fotos retocadas con filtros, hay unas chicas que ocultan un gran secreto: son las temidas narcobichotas, mejor conocidas como “las gatas gangsters”. ¿Es tu amigocha una de estas chicas? Hoy te diremos algunas pistas sobre estas peligrosas seres humanas.

gansta

-Sus cuerpos desproporcionados lloran ante los ojos de un cirujano plástico serio

Con menos de 5’4 de estatura, estas chicas creen que es excelente idea meterse 30 libras de senos y cargar un nalgaje que merece su propio código postal, ya que crecieron admirando a Yayita, la novia de Condorito. Cada vez que tiran un Throwback Thursday donde muestran las fotos de su pasado, los “me gusta” comienzan a tener otra significado, pues lo que realmente sus seguidores lo que quieren expresar es “WTF”. Coquetas por naturaleza y problemáticas por convicción, disfrutan burlarse de “las pelás” que no tienen dinero para serrucharse y hacerse la lipo en lugares con altos estándares de calidad en salud como Colombia, República Dominicana u otras famosas carnicerías de Latinoamérica.

-Vacaciones a diferentes destinos todos los meses

Es común ver fotos de las gatas gangsters en Punta Cana bebiendo piñas coladas con algún caption que habla sobre “el premio de los sacrificios”, a la misma vez que enfocan su Monte de Venus y la piscina de fondo; casi dejando confusos a sus seguidores porque no saben de qué diantre ellas están hablando: si del esfuerzo de su trabajo o solo nos están dando una clave de cómo lograron el viaje. Justo cuando tú acabas de saldar tu viajecito a Disney con Turismo Tony Pérez, ellas te zumban otra foto de que están pasándola chuchupan por New York con las primas.

gata gansta

-Tienen una boutique, promocionan trajes de baño que importan de algún país en América del Sur o trabajan por servicios profesionales en un oficio que todos desconocen

Estas chicas nacieron para la administración de empresas y son fundadoras de bazares donde venden diferentes piezas de ropa o maquillajes a través de la Internet. Es normal ver a estas empresarias comprar artículos en Wish para revenderlos a sobreprecio, pues su lema es “si lo quieres más barato, búscalo en Wish tú”. Aunque sus ingresos rara vez cruzan los dos mil dólares mensuales, de alguna forma hacen malabares para tener carros de lujo del 2013, exorbitantes gastos en beauty y productos de belleza, y las uñas están ‘set’ todo el tiempo. Es normal verlas ponerse pálidas al preguntarle cuánto le rindieron al Departamento de Hacienda en el último año.

gansta

-Cada cierto tiempo postean un corto video mostrando sus atributos en el arte del perreo

Es harto conocido que muchas gata gangsters tuvieron sus comienzos en este mundo al participar de videos de reguetón, es por eso que cada cierto tiempo estas peligrosas féminas deciden recordar viejos tiempos y deleitan a su público con seductoras poses o bailes donde coquetean con la cámara y le recuerdan a sus enemigas imaginarias quién es la “más deseada” por los Pablos Escobares de la disco. “Diles que yo cuando ella se acuesta, yo soy la dueña de tus erecciones” son algunas de las líneas que escriben para prender la ira de su archirrival “la oficial”, a la misma vez que paran la trompa y juegan con la cámara del celular apuntando al abultado escote.

-Siempre hay un drama con su esposo/novio/marinovio

Si hay bien intenso en la vida de las gata gangsters son sus relaciones sentimentales. Es común ver fotos de estas doncellas urbanas con sus amados, los mismos a los que le rapan la cara con un emoji, ya que su amor es discreto, privado y confidencial. Las más osadas se atreven a subir videos dándose húmedos e intensos besos de lengua con “su esposito”, pero sin mostrar mucho del rostro de su amado. Muchas veces expresan que no enseñan la cara de su pareja en las fotos ni janguean con él para que las envidiosas no intenten echarle maíz a su gallo, ya que la gata gangster casi siempre anda con dos amigas y 30 enemigas en el mismo VIP. Todos los meses tiene una pelea con su pareja que lleva a las redes, donde como corteja iracunda le dispara venenosos dardos a su bichotito, y le deja claro que su cuerpo es mucho sartén para tan poco huevo. A la semana vuelve con su pareja y todo es miel sobre hojuelas… hasta que el FBI los arresta.