Overdrive Test Drive: Volvo XC40 Recharge 2022

La Recharge se distingue por su aceleración

La XC40 Recharge es el primer paso de un plan que culminará con una línea Volvo compuesta en su totalidad por vehículos eléctricos a partir del 2030 y es una gran carta de presentación hacia esa transición.

Visualmente la XC40 Recharge apenas distinguible de su contraparte de combustión, aquellos con un ojo agudo podrán notar que la parrilla frontal es sellada y pintada del mismo color de la carrocería además de algunos emblemas poco visibles con la palabra Recharge en relieve en el área del pilar C. En mi opinión, los aros 20 pulgadas lucen un poco grandes para las proporciones de la XC40, yo personalmente me iría con la opción de 19 pulgadas si tuviera que elegir pero es cuestión de preferencia. El interior sigue la filosofía escandinava de un diseño simple pero elegante con una excelente calidad de ensamblaje, Si has estado en una XC40 entonces notarás que prácticamente no hay prácticamente ninguna diferencia entre ambas versiones. Aunque no niego que extrañé algunas cosas como asientos ventilados, el nivel de equipamiento es alto. Para un vehículo pequeño, el espacio interior es más que razonable.

Los honores más altos se los lleva el sistema de infoentretenimiento Android que precisamente estrena la XC40 y que irá expandiéndose a través de la línea próximamente. En palabras simples, es muy probablemente el mejor sistema que he podido usar en un carro, al menos del que tenga memoria y si tienes un Volvo actual es razón suficiente para hacer el cambio más adelante. Comparado con el sistema anterior, el menú es mucho más simple y no requiere buscar entre submenús cosas relativamente sencillas.

En lo que la Recharge sí se distingue dramáticamente es en aceleración. Dos motores eléctricos en cada eje producen 402 caballos de fuerza y 486 libras-pies de torque, eso es más torque que un Corvette Stingray para que tengan una mejor perspectiva. En comparación, la XC40 de gasolina en su versión T5 más potente produce un máximo de 248 caballos de fuerza y 258 libras-pies de torque. Aún con casi 1,000 libras de masa adicional (937 para ser exacto), la potencia adicional de la Recharge se nota dramáticamente al momento que pones el pie en el acelerador y las 486 libras-pies de torque instantáneo se manifiestan. Volvo estima la aceleración de 0-60 millas por hora en 4.5 segundos, esto la convierte en el vehículo más rápido que la marca ha fabricado hasta la fecha. La batería de 78.0 kilovatios-hora montada en el suelo también ayuda a maquillar la masa adicional al mantener el centro de gravedad bajo. Hablando de la batería, la última actualización estima que la XC40 Recharge puede viajar unas 223 millas por cada recarga, una mejora de 15 millas o 7.2 por ciento en comparación a la cifra original.

Los tiempos de recarga varían pero es altamente recomendable utilizar una toma de 220 voltios para que le tome entre 8 a 10 horas recargar, con una toma de 110 voltios le toma considerablemente más tiempo, más del doble de horas. Una buena noticia es que tendrá la capacidad de carga rápida en cuanto esas estaciones se vuelvan disponibles en la isla. De todas formas, poco más de 200 millas de alcance son suficientes para completar casi cualquier paseo por la isla.

Para ser su primer modelo eléctrico, la XC40 Recharge es un esfuerzo admirable y si es un indicativo de lo que está por venir, creo que habrá que seguir de cerca los futuros productos de la marca.

Overdrive Test Drive: Volvo XC40 Recharge 2022