Overdrive Test Drive: Toyota RAV4 Hybrid 2020

Guindin te monta pa' la trillita. #OverdriveNews

La Toyota RAV4 no solo es uno de los vehículos más populares de la marca mundialmente, también lo es en la isla, consistentemente ocupando un espacio en el Top 10 de vehículos más vendidos. No es para menos, la RAV4 cumple a cabalidad con las exigencias y necesidades del consumidor puertorriqueño. ¿Qué pasa cuando le añades a la ecuación la eficiencia en combustible de un subcompacto?, el resultado es la RAV4 Hybrid. Construída también en la moderna y robusta plataforma TNGA-K al igual que su contraparte de gasolina, la versión híbrida de la RAV4 corrige algunas debilidades de dicho modelo mientras gana importantes virtudes.

rav

La RAV4 Hybrid utiliza un motor 4 cilindros de gasolina y 2.5 litros proveniente de la familia Dynamic Force. Con una alta compresión, doble sistema de inyección de gasolina y la utilización del eficiente ciclo Atkinson, el motor produce 176 caballos de fuerza y 163 libras-pies de torque por su cuenta. Con la asistencia de tres motores eléctricos y una batería de 1.6-kWh, el total combinado son 219 caballos de fuerza. La batería es lo suficientemente compacta para estar montada debajo el asiento trasero sin quitar preciado espacio de carga. A diferencia del modelo convencional, la RAV4 Hybrid utiliza una transmisión continua variable electrónica o “eCVT”.

Aunque solo son 16 caballos adicionales sobre la convencional, la Hybrid se siente considerablemente más potente desde el inicio gracias al torque instantáneo de los motores eléctricos. El comportamiento del motor de gasolina también es mucho más civilizado que el del modelo convencional y la transición de electricidad a gasolina o viceversa es imperceptible gran parte del tiempo. Ahora a lo verdaderamente importante: la eficiencia de combustible. La EPA estima a la RAV4 Hybrid en 41 millas por galón ciudad, 38 autopista y 40 combinado. Durante mi semana de prueba llegué a ver hasta 46.5 millas por galón pero 37 a 40 son números más realistas.

rav 4

Personalmente, la XSE Hybrid es mi favorito de toda la línea RAV4. La XSE añade principalmente una suspensión deportiva y diversos detalles en negro que hacen un excelente contraste con el color principal. El interior no ve mayores cambios salvo algunos detalles y costuras en azul además de un panel de instrumentos específico para los modelos híbridos. Me gustó mucho el detalle del selector de los modos de manejo que prende según el modo seleccionado: Azul para Normal, Rojo para Sport y Verde para Eco. Al igual que el modelo convencional la construcción es de primer nivel al igual que la mayoría de la selección de materiales.

La RAV4 Hybrid es en mi opinión la mejor de las dos versiones principales. Corrige varias de las debilidades del modelo tradicional por una penalidad relativamente mínima en dinero. Con la eficiencia de un subcompacto con la practicalidad de un SUV es difícil no recomendarla a cualquier persona buscando un SUV de dos filas de asientos. Después de todo, Toyota lleva poco más de dos décadas perfeccionando esta tecnología así que ya se puede asegurar de que está probada pero para los que aún tienen dudas, la garantía de 10 años o 150,000 millas en la batería debe ser suficiente para convencerlos. Los precios comienzan en $31,630 por la LE Hybrid, solo $1,240 por encima de una LE AWD convencional o $3,020 sobre el modelo más básico. La RAV4 Hybrid tiene múltiples talentos y es excelente en todos, es por eso que es un vehículo fácil de recomendar.

Más imágenes:

 

Mira más de Overdrive News y su querube automotriz Guindín pulsando aquí