Overdrive Test Drive: Kia K5 GT-Line 2021

Móntate pa' la trillita con Overdrive News.

Mientras cada vez son más fabricantes que abandonan el auto tipo sedán, Kia por su parte introduce el K5 2021 que reemplaza al Optima como el sedán mediano de la marca. La diferencia en comparación a su predecesor es bastante notable, empezando por el drama visual que se distingue de inmediato al aspecto tímido del anterior Optima. En la isla eventualmente habrá tres grados disponibles: LX-S, GT-Line y el GT que llegará próximamente.

kia

Todos utilizan motores turbocargados de 4 cilindros, en el caso del LX-S y GT-Line es un 1.6 litros mientras que el GT es motivado por un nuevo 2.5 litros. Este vehículo de prueba específico es un GT-Line y entre las características estándar se encuentran un techo panorámico, llave y encendido inteligente, cargador y conexión inalámbrica para Apple CarPlay (también incluye Android Auto) y el catálogo completo de asistencias al conductor.

De regreso a la comparación con el Optima, el K5 luce mucho más atrevido y hasta algo deportivo. Desde la nueva parrilla “Tiger Face”, focos delanteros LED de triple proyector hasta la capota tipo fastback que muy seguramente fue inspirada en el Stinger. La notoria franja LED que adorna ambos focos delanteros y traseros se llama “Heartbeat” y tal como indica el nombre, está inspirada en los instrumentos que se usan para medir los latidos de un corazón.

carro kia

El color gris “cemento” con interior rojo es en mi opinión la mejor combinación disponible y hace un muy buen contraste con los aros de 18 pulgadas y detalles negros del GT-Line. Un detalle que aunque no fue mi favorito me estuvo curioso es que parte de la tapa del baúl es negra para dar la ilusión de que el cristal es más grande. Les puedo asegurar que el K5 atrajo muchas miradas en todos los lugares a donde fui.

El interior está diseñado de manera orientada al conductor, con la pantalla táctil inclinada hacia el lado del chofer y una posición de manejo similar a la de los autos deportivos, es decir, el asiento montado abajo en el chasis y el dash alto.

La temática deportiva sigue con el guía plano abajo que es excelente al tacto dicho sea de paso, detalles satinados y una palanca de cambios inspirada en instrumentos de aviones. Además del diseño y lo bien ejecutado que está el interior en general, la mejor parte son los asientos en piel sintética que además de ser cómodos se ven y se sienten como si fueran del material real. Es un lugar bastante silencioso también con muy poco ruido logrando entrar a la cabina salvo algo del motor en aceleración fuerte.

kia

Con 180 caballos de fuerza y unas robustas 195 libras-pies de torque disponibles desde apenas las 1,500 revoluciones por minuto, el fuerte de este pequeño motor está en el rango medio del tacómetro y subir por las cuestas de Cayey fue lejos de ser un reto.

También probó ser sorpresivamente eficiente en gasolina, promediando entre 31 y 33 millas por galón sin importar la forma en que lo guiara. Una refinada y eficaz transmisión automática convencional de 8 velocidades hace equipo en todos los K5 equipados con el 1.6 litros y hace mucha mejor combinación que la DCT que Kia emplea en la Seltos con transiciones de cambios más inmediatos y sobretodo suaves. Por otro lado, me hubiese gustado que Kia incluyera paddle shifters también en el GT-Line en lugar de reservarlos solo para el GT.

kia

La suspensión claramente está inclinada al lado confort de la balanza provee una gran sensación de estabilidad en la autopista, testamento de lo bien diseñada que está la plataforma N3 del grupo Hyundai-Kia. De los cuatro modos de manejo disponibles (Normal, Sport, Smart y Custom) preferí usar el Sport en curvas y durante el tramo montañoso de la autopista a Ponce mientras que el Normal me pareció el más indicado para el resto del tiempo.

Si eres de esa minoría que no está interesado en un SUV o crossover, el Kia K5 es una excelente opción por su fuerte propuesta de valor por dinero. Por un precio sugerido de $32,995, el K5 GT-Line ofrece muchos aspectos visuales del GT junto a una fantástica ecuación de equipamiento, desempeño y confort, haciéndolo en mi opinión el happy medium de la línea. Disfruté mucho las casi 400 millas recorridas en el Kia K5 2021 y fue hasta algo refrescante y diferente luego de manejar tanto SUV recientemente, espero que aporte lo suficiente como para mantener vigente el reducido mercado de los autos tipo sedán.