¡Música para misus! Sonidos para calmar el humor de tu gatito o gatita

Miau.

Llevar a un gato o gata al veterinario puede ser una experiencia traumática, tanto para el animalito como para su padre o madre humana. No obstante, un estudio que se publicó este mes en el Journal of Feline Medicine and Surgery (JFMS) sugiere que tocar una música específica durante la visita al veterinario puede ayudar.

Sí, se trata de… ¡Música para misus!

Y es que el uso de la música se ha vuelto muy popular en la medicina humana, con estudios que muestran un gran espectro de beneficios, desde el mejoramiento en las funciones cognitivas y motoras en pacientes que han sufrido infartos hasta reducir la ansiedad asociada a la realización de exámenes médicos, diagnósticos y procedimientos quirúrgicos.

Los beneficios de la música también han sido puesto bajo lupa cuando de gatos y otros animales se trata. Una investigación publicada anteriormente había indicado que los gatos que están bajo anestesia general fisiológicamente responden a la música; más aún, parecen estar en un estado más relajado cuando le tocan música clásica, en comparación al pop y al heavy metal, por ejemplo.

En este estudio reciente, sin embargo, investigadores de Louisiana State University (LSU) recogieron muestras de análisis del impacto de distintos tipos de música a otro nivel, al explorar los efectos calmantes de música compuesta específicamente para nuestros amigues gatunos.

Pocos tímpanos son témpanos y, por eso, piezas musicales que son consideradas placenteras para el oído humano tienen también un ritmo similar al del pulso del corazón y contienen frecuencias de la extensión vocal del ser humano.

Este principio se ha extendido también a música específica para gatos, la que es compuesta con líneas basadas en vocalizaciones afiliadas a las de los gatos, como maullidos y otros sonidos del lenguaje 'miao' que platican los mininos que amamos y cuidamos, al igual que frecuencias similares a las de las extensiones vocales felinas, que son dos octavas más altas que la de los humanos.

Para abordar los efectos de música específica para gatos, 20 mascotas gatunas participaron en el estudio de LSU, donde durante 20 minutos tocaron música específica para gatos:'Scooter Bere's Aria', por David Teie, música clásica ('Élégie', de Fauré) o simplemente cero música, silencio puro, en ningún orden en particular. Esto sucedió con dos semanas de separación. Se demostró que el estrés de los gatos disminuyó considerablemente, según sus posturas corporales y comportamiento.

Puedes ver el un reportaje completo del estudio de Journal of Feline Medicine and Surgery (JFMS) pulsando aquí.