Mantén tu salud mental en cuarentena con una rutina flexible

Poco espacio. Con los niños en casa y otros familiares haciendo teletrabajo, la convivencia en el hogar puede resultar difícil.

Consuelo Rehbein - Publimetro

El aislamiento social y la cuarentena son acciones que buscan evitar que el coronavirus se siga contagiando. Pero esto trae un gran desafío: convivir con todos los miembros de tu familia 24/7.

Si bien esto se da en vacaciones, los especialistas plantean que es muy distinto con responsabilidades de por medio. “Los adultos deben preocuparse, además del teletrabajo, de que los niños cumplan con tareas y eso puede generar estrés por carga”, explica Carlos Zúñiga, sicólogo de la Universidad Católica.

Flexibilidad

Camila Figueroa, sicóloga del Centro Médico y Dental RedSalud Alameda, agrega que toda estructura que se haga para cumplir con estas tareas debe ser flexible. “Si se hace una estructura demasiado organizada y falla, puede generar frustración”, explica.

La especialista también enfatiza que en Chile tenemos muchos tipos de familias, así como personas que viven solas. “Pese a que hemos demonizado a veces a las redes sociales, en este contexto, nos servirán para estar más cerca de los nuestros”.

Evitar el estrés

Para ella, lo principal para una buena convivencia es evitar las noticias a ciertas horas, no estructurar demasiado y lograr un equilibrio entre los espacios privados y los compartidos. Daniela Rocha, sicóloga y parte del programa de acompañamiento de Utem, destaca que “hay que estar alineados “. Se refiere a conocer las dificultades y cambios en su rutina que tendrá cada miembro del grupo familiar y apoyarse juntos.

Cabe destacar que en promedio los departamentos en Santiago son de 59,6 metros cuadrados y esto podría afectar la convivencia, más en familias de varios integrantes. “Por eso es clave la empatía y la solidaridad”, comentó la especialista. Los sicólogos también enfatizaron en equilibrar cuerpo y mente, durmiendo y alimentándose bien.

10 recomendaciones

¿Cómo tener una sana convivencia?

  1. Conversar sobre los cambios de rutina de cada familiar en casa.
  2. Organizar las tareas del hogar de manera que todos participen.
  3. Mantener un esquema diario. Vestirse como si fuera a ir a trabajar.
  4. Organizar tiempos personales y grupales. Por ejemplo, comer juntos.
  5. Cumplir con horarios de sueño y alimentación saludables.
  6. Explicar la situación en grupo a los más pequeños de la casa.
  7. Una vez a la semana reunirse a conversar sobre cómo se sienten con la situación.
  8. Se deben rotar las tareas de la casa que tiene cada uno.
  9. Establecer una hora para dejar de consumir noticias sobre el virus.
  10. Mejorar la empatía y solidaridad con los otros.