Madera transparente como pantalla de los teléfonos: protección total

Un grupo de científicos de universidades norteamericanas desarrolló un material hecho de madera transparente que se utilizaría como pantalla de los teléfonos.

Madera transparente para la pantalla de los teléfonos. Sí, como lo lee: madera transparente. Ese es el futuro de los smartphones, con protección total.

Un grupo de investigadores de las universidades de Maryland y Colorado, guiados por el investigador Junyong Zhu, desarrolló el material.

Zhu pertenece al Laboratorio de Productos Forestales, división del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

¿De qué está hecha esta madera transparente para teléfonos? En estos tres pasos lo contamos.

  1. Se utilizó la madera de balsa como material original. Este es un árbol que crece en las selvas de Colombia y Ecuador, además de algunos países centroamericanos.
  2. Posteriormente se le sometió a un baño oxidante a temperatura ambiente, que la hace casi transparente.
  3. La madera se llena con un polímero sintético denominado alcohol polivinílico, y con esto se logra la transparencia total, en forma de vidrio.

Sus características, como lo explica el portal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, son muy especiales. No solo dura y es más ligero que el vidrio normal, sino que también se dobla.

Además, soporta muchos más impactos y su producción es más barata.

 

La madera transparente estaría destinada para la construcción, por los momentos

No obstante, aún no se utilizaría para teléfonos inteligentes. Su uso sería para la construcción.

Explican los investigadores que la energía para regular las temperaturas de los edificios representa el 14% del total consumido en Estados Unidos.

La madera de balsa se utilizaría como base para la madera transparente.

Una cuarta parte de la energía se va a través de las ventanas, por el vidrio. Éste es poco eficiente en climas fríos.

Por ello, los científicos buscan impulsar el uso de la madera transparente, con el fin de manejar tanto el tema térmico como el de la luz solar.

“Puede emplearse potencialmente como ventanas energéticamente eficientes y sostenibles para los beneficios ambientales y económicos”, afirma la investigación, publicada en este link.