Los momentos más épicos de los noticiarios boricuas

Por: La Karla Figueroa

Los boricuas somos folclóricos, de eso no hay duda. Nos hacemos sentir y damos de qué hablar siempre.

Ese folclor se siente en todo: en nuestra literatura, en nuestras piezas de arte y en nuestro teatro. Pero dónde más está presente es en la televisión. Y no, no estamos hablando de los programas de comedia; hoy queremos tomar un momento para repasar esos momentos épicos e inolvidables que han ocurrido en los noticiarios de esta joya caribeña.

El día que Susan rodó por El Morro. No hay día más importante en la historia puertorriqueña que el día que esa muchacha fue atacada por las hormigas (bravas) y rodó por la grama de El Morro. En mis días tristes, busco este video y sonrío.

Pedro Rosa Nales en el ojo del Huracán. Los vientos pueden azotarlo y la lluvia puede ahogarlo, pero Pedro Rosa Nales nunca, y repito: NUNCA, se quitó la capa en el 2011 durante la tormenta Irene.
 

animation19-8132b955519e55304484f34fd78957cb.gif

Cuando Yesenia Torres Figueroa le enseñó a las mujeres cómo defenderse. La intención fue excelente, el "y usted aprovecha y corre" inolvidable.

El día que Julio Rivera Saniel demostró que todo le resbala. Yo les voy a decir algo, si a cualquier persona por ahí le dicen "salte del medio" con la actitud que Marjorie Ramírez se lo dijo a Julio Rivera Saniel, se forma tremenda pendejá.

Ese amanecer en que Luz Nereida Vélez dejó claro que levantarse temprano debería ser ilegal. Ese momento nunca lo voy a entender porque yo nunca me he dormido mientras hablo con alguien… Pero, hey, tampoco me levantado a trabajar así de temprano.

Ese momento en que un chamaco decidió destruirle la transmisión a Yesenia Torres Figueroa. En honor a la verdad, yo quiero pensar que cuando salieron del aire, ella le habló malo o algo así. Eso no se hace.

La mañana en que Susan Soltero se rió en la cara de la historia del breakdance. Esa mañana culminaron los sueños de todos los chamaquitos que practicaban breakdance en el auditorio de la escuela.