Los bajitos hacen bien lo de ellos a la hora del sexo

Hablamos de sexo con Capela Love.

Una de las peores experiencias durante mi adolescencia fue haber crecido como un pie de estatura en menos de un año. Como si me hubiesen dado purina de desayuno. Para colmo me creció todo excepto las tetitas. Como remedio me decían que comiera pollo, pero nunca funcionó… y gracias a Dios que se quedaron chiquitas porque ahora mis tetitas me fascinan, pero eso es tema para otro post.

Recuerdo como si fuera hoy ese complejo pendejo que me daba cuando me paraba al lado de un nene que me gustaba. Me jorobaba, me sentaba, me paraba en un escalón más abajo para poder mirarlo hacia arriba. Nunca estaba derecha porque, a esa edad, no me gustaba ser más alta que el hombre. Vaya ignorancia atrevida.

Pero pues, las hormonas se alborotaron y en cuarto año tuve mi primer novio. Bajito para colmo.

midget

Realmente era de mi estatura pero, con las chancletas Reef que usaba para ir a Playa Ibiza, ya le pasaba. Y como la mayoría de nuestros jangueos eran en Babylon, pichaba a las sandalias de 4 pulgadas para no parecer un espantapájaros al lado de él.

Finalmente nos dejamos como cualquier otra relación insípida de esa edad. Pero la suerte con los bajitos recién comenzaba…

Mido 5’ 9” y los puertorriqueños no son muy altos que digamos. Por lo que la mayoría de los hombres con los que he tenido algún tipo de relación han sido o más bajitos o un chin más altos que yo. Pero con el tiempo he aprendido algo: amo ser alta y los bajitos tienen lo suyo.

Entonces, ¿qué es eso que tienen los bajitos? Pues la cualidad más baja panti que existe: la seguridad en sí mismos. Ese complejo napoleónico que los hace (o por lo menos pretenden) tener el flow de no intimidarse con mujeres más altas que ellos. Tremendo sex appeal.

midget

¡Y no lo tienen chiquito un carajo! Ese es el embuste más grande que se han inventado. Tampoco estoy diciendo que TODOS son bien dotados, pero en su mayoría, la famosa regla de la L les aplica.

Y esa no es la única cualidad. Porque los bajitos te lo pueden meter y chuparte las tetas a la vez. Eso es todo.

Bye.

Mira más de Capela Love, incluyendo su boutique de juguetes sexuales, pulsando aquí.