Correr un chispito te puede ayudar a evitar muchos problemas

Un estudio reciente halló que correr un poquito a la semana, tiene efectos sumamente positivos en la salud de una persona.

Según un estudio, realizado por la prestigiosa Clinica Mayo, correr al menos 50 minutos semanales podría evitar problemas de salud inmediatos y a largo plazo.
El estudio asevera que correr aproximadamente seis millas a la semana o 10 minutos por cinco días, puede proteger al cuerpo de riesgo de un ataque cardiaco, artritis, diabetes, colesterol alto, alta presión y hasta de varios tipos de cáncer.
Si correr no te parece una buena idea, caminar rutinariamente también puede ser beneficioso.
Así que saca esas tenis del clóset y date una vueltita, es por tu bien.