La revolución anal masculina

Como todo los jueves, hablamos de sexo con Capela Love

He comenzado a pensar que existe una nueva revolución masculina y dentro de poco se vuelve mainstream. Más bien es un secreto a voces, y es que, ellos niegan hablar del tema pero a muchas de nosotras, la curiosidad de practicar nuevas técnicas, también nos mata.

Recuerdo la primera vez que lo hice. Fue parte de un juego. Le prometí a mi amigo gay que lo haría porque el me garantizaba que jugarle con ‘eso de allá atrás’, es algo que le gusta a la población completa de hombres, incluyendo los heterosexuales.

Pues les cuento: mientras se ‘la chupaba al gatito’ del momento, le penetré un dedito en su anito, y él no se quejó en lo absoluto. Para ser un poco más gráfica e ir al grano, sentí en mi boca como su pene palpitaba de placer, cada punzada con más fuerza que la anterior.

anal

El acto terminó y del tema no se habló. El tipo se quedó mudo. Sentí como si él sintiera pena o culpa de haber sentido placer en ese tesoro.

Para mi gran sorpresa en nuestro próximo encuentro me lo pidió.Y yo, aunque no me muero por estar metiendo mis dedos, lengua o juguetes en el trasero de nadie, soy una “pleaser” y lo complazco.

Y para serles más sincera todavía, estoy bateando de 100/100 con este experimento. A todos los hombres heteros ¡les eeennncaaaantaaaa!

Con esto declaro que hay una silenciosa revolución anal masculina que ellos niegan hasta morir. ¡La hay! Muchos ya se sienten curiosos pero le tienen terror a hablarlo y dejarse llevar. Yo creo que ellos piensan que si les gusta, son gays.

Así que mis queridos principiantes, atrévanse a poner esas nalguitas en el menú sexual y prepárense para los orgasmos más dementes de toda su vida.

¿No se atreve? Te recomiendo recurrir a la ayuda de una de estas cositas 🙂

Mira más de Capela Love pulsando aquí.