JFK Revisited analiza el asesinato de Kennedy desde un nuevo ángulo

El director estadounidense Oliver Stone acaba de presentar un nuevo documental sobre el asesinato de John F. Kennedy, titulado JFK Revisited: Through the Looking Glass.

Nuevas pruebas forenses revelan inconsistencias en el Informe de la Comisión Warren, las revelaciones de "una bala mágica" ponen a la CIA bajo fuego y apuntan a las implicaciones políticas de la guerra de Vietnam… Sí, ¡Oliver Stone ha vuelto! El director de cine estadounidense revisa el misterio y las circunstancias que rodearon el asesinato del presidente Kennedy el 22 de noviembre de 1963, con JFK Revisited: Through the Looking Glass, presentado recientemente en la 74ª edición del Festival de Cannes. El documental, de dos horas de duración, proyectado en la sección Première de Cannes, fue recibido con una larga ovación.

Junto a Thierry Frémaux, delegado general del festival, Stone -autor de Nacido el 4 de julio (1989), Platoon (1986), W. (2008) y, por supuesto, American Presidency: JFK (1991)- recordó a los asistentes el furor que causó con esta última película hace 30 años. La provocadora cinta se basaba en la idea de que había algo más que la solitaria participación de Lee Harvey Oswald y las conclusiones de la Comisión Warren. Sin evitar la etiqueta de "teoría de la conspiración", la película sería nominada a ocho premios de la Academia (recibiendo dos), y recaudando más de 200 millones de dólares en todo el mundo.

Según Stone, el nuevo enfoque se justifica después de que el Congreso revelara miles de documentos, lo que permitió una investigación más precisa. Sin embargo, se mostró decepcionado por la falta de interés "de todas las cadenas de televisión y periódicos". Como ocurrió en 2014, en el 50 aniversario de la muerte de JFK, "ignoraron por completo todos los descubrimientos realizados hasta el momento", mencionando únicamente la 'versión oficial'.

capturadepantall-b0e73c21426ac361bb2eb6615e4bef6f.jpg
Asesinato asesinato del presidente Kennedy

"Todo es muy limitado", dijo. "Fue un momento muy deprimente".

En un documental con un estilo de producción muy cuidado, apoyado en varios testimonios de tipo 'talking heads', y la narración de Whoppie Goldberg y Donald Sutherland, Stone y Robert S. Wilson (su productor habitual, que participó en The Putin Interviews y Snowden) nos llevan a lo largo del documental, donde nos encontramos con sucesivas dudas planteadas por los testimonios técnicos y donde se evalúan los informes recientemente publicados, destacando las enormes discrepancias que revelan una realidad muy diferente.

Como subraya el director, "hay mucha información disponible", y subraya que "nunca debemos olvidar este asesinato porque creó una nueva forma de ser en EE.UU. Este fue el primer presidente estadounidense que se atrevió a cruzar la barrera entre el sector militar y las agencias de inteligencia. Esto es un desarme para la democracia".

E incluso envía un mensaje para el futuro:

"Espero que algo cambie. La verdad es que ningún Presidente tuvo el valor de hacer esto. Necesitamos a alguien con el valor de hacerlo".

Cuidado con la 'bala mágica'

Según la versión oficial, la 'bala mágica' tendría que recorrer una trayectoria 'imposible' para impactar en dos cuerpos diferentes: el de JFK y el de una persona que iba en el asiento delantero.

Por supuesto, esa evidencia abre el espacio para la posibilidad de otros intervinientes y de disparos cruzados, una hipótesis que siempre se descarta. Significaría que Oswald no actuó solo, dejando así espacio para un ataque organizado.

Pero hay más. Algunas afirmaciones desmontan la idea de que el disparo mortal se hizo de frente, atravesando la tráquea del presidente y causando un enorme daño craneal en la corteza posterior. ¿Qué explicaría esta gran exposición en comparación con la ligerísima entrada frontal?

El documental también investiga las inconsistencias sobre Oswald, sobre la supuesta arma homicida, con fotografías que arrojan nuevas dudas, así como sus vínculos con la CIA y con los movimientos a favor y en contra de Fidel Castro. Vínculos que conducen a la invasión de Bahía de Cochinos, un acontecimiento político-militar que pilló por sorpresa a JFK junto a su hermano Robert. Y que aceleró la intención de disolver la CIA.

Por supuesto, el conflicto y la escalada de la guerra de Vietnam es una conclusión cercana, así como la injerencia policial en la política internacional y, sobre todo, la "película de terror" de los últimos años.

Más que un documento incriminatorio, JFK Revisited: Through the Looking Glass parece más comprometido con abrir el campo de posibilidades para que el espectador saque sus propias conclusiones sobre el asesinato del presidente estadounidense, por lejos, más querido en el mundo.

118
minutos es la duración del documental.

"Nunca deberíamos olvidar este asesinato porque creó una nueva forma de ser en Estados Unidos".
Oliver Stone,director estadounidense.