La diferencia de una inyección intravenosa o muscular, puede significar la vida o la muerte en víctimas de accidentes

Se trata del ácido tranexámico. la aplicación de la inyección menos de una hora después del accidente, ayudaría a detener el sangrado traumático.

Paramédicos

Un estudio liderado por científicos del Reino Unido y Francia ha encontrado una sustancia capaz de detener el sangrado traumático después de un accidente. Dicha sustancia ha sido utilizada anteriormente por la vía intravenosa. Sin embargo descubrieron que una inyección intramuscular, es más eficaz y capaz de salvar una vida. "Es como una vacuna contra la muerte", dijeron.

Se trata del ácido tranexámico, que tras ser aplicado en víctimas de accidentes, reduce las muertes en un tercio. Las víctimas de lesiones traumáticas tendrían que recibir la sustancia  en un tiempo determinado. Este no puede exceder una hora después del incidente, explicaron los científicos, según reseñó Daily Mail.

"El ácido tranexámico intramuscular es como una vacuna contra la muerte por trauma", dijo Ian Roberts, autor del estudio. Roberts es epidemiólogo de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. El profesional de la salud remarcó las diferencias entre las vías de aplicación de esta sustancia. Resaltó que cuando se inyecta a través de las venas no reacciona con la misma rapidez que por la vía muscular.

"Una inyección intramuscular rápida administrada por socorristas o paramédicos podría significar la diferencia entre la vida y la muerte", sostuvo. En cuanto al tiempo de aplicación expresaron que cada cuarto de hora que pasa, reduce la efectividad del fármaco en un 10%.

Ácido

El experimento de la inyección

Para probar el punto y publicar las conclusiones los médicos realizaron pruebas experimentales. Trataron 30 pacientes con traumatismos hemorrágicos aplicando inyección de la sustancia vía intravenosa e intramuscular. Entonces descubrieron que se absorbía rápidamente de los músculos al torrente sanguíneo. Lo más impresionante es que alcanzó el nivel requerido en 15 minutos, sin presentar efectos secundarios.

"Creo que podemos empezar a usarlo de esta manera inmediatamente. Podría inyectarse muy rápidamente la dosis intramuscular de ácido tranexámico. Y se absorbe en la sangre tan rápido que obtiene un efecto terapéutico muy, muy rápido", finalizaron.