Instagram empeora el nivel de autoestima en la mayoría de los adolescentes

Los jóvenes encuestados admitieron que se sentían “adictos” a Instagram, y entre el 6% y el 13% de ellos han tenido ideas suicidas

La salud mental de los jóvenes es una de las grandes preocupaciones globalmente. Una de las razones es por el alcance y la exposición que pueden tener en las redes sociales. Instagram es una de las más usadas por las adolescentes y es un factor de empeoramiento en la imagen corporal que tienen de sí mismos, revela un informe de The Wall Street Journal (WSJ).

El reporte del WSJ, citado en el sitio The Verge, llega justo cuando en Facebook están en plena planificación de una versión de Instagram solo para niños. Una de cada tres adolescentes se ve afectada por el uso de la red social en cuanto a su imagen corporal, lo que agrava el problema psicológico.

El medio de comunicación tuvo acceso a una investigación de Facebook, la cual no ha sido revelada por el gigante de las redes sociales, pero según su informe, explica los efectos perjudiciales que Instagram tiene sobre sus usuarios más jóvenes.

Para las adolescentes, la red social es considerada como un “motor de comparación social”, principalmente cuando un usuario juzga el valor, el atractivo y el éxito de otro y lo compara con sus atributos.

La idealización de los cuerpos, otro factor perjudicial

Los cuerpos idealizados son una de las grandes amenazas para la salud de las jóvenes, que aparecen en imágenes de los anuncios, en los feeds y en el contenido de la sección Explorar de la aplicación, lo que representa un efecto negativo.

Empeoramos los problemas de imagen corporal para una de cada tres adolescentes”, decía una diapositiva sobre la investigación que hizo Facebook a la que accedió el WSJ, que menciona que la cifra en referencia es de jóvenes que ya informaron a la compañía sobre sus problemas de imagen corporal.

El estudio determinó que el 40% de los usuarios adolescentes de Instagram en Estados Unidos y Reino Unidos se sienten “poco atractivos”, e informaron que esa sensación la mantenían al usar la red social.

WSJ aseguró que los principales ejecutivos de Facebook estuvieron al frente de la investigación, y concluyeron que Instagram fue diseñada para una “mayor comparación social” que otras aplicaciones como TikTok o Snapchat, que se centran más en el rendimiento y en los filtros graciosos para el rostro, respectivamente.

Instagram, por su parte, destaca con más frecuencia el físico de sus usuarios y sus estilos de vida.

Adicción a Instagram en los jóvenes

Los adolescentes admitieron a los investigadores de Facebook que se sentían “adictos” a Instagram. Explicaron que no tenían el autocontrol para frenar su uso por más que quisieran revisarlo menos tiempo.

En 2019, una investigación interna presentada por Facebook indicaba que los jóvenes “culpan a Instagram por los aumentos en la tasa de ansiedad y depresión”.

En Estados Unidos, un 6% de los jóvenes con cuentas en Instagram revelaron tener pensamientos suicidas, mientras que en Reino Unido el 13%.

Estas filtraciones y descubrimientos condenatorios apuntan fijamente a Facebook. Ejecutivos de la compañía, incluido el CEO Mark Zuckerberg, han sido interrogados por políticos como el senador Richard Blumenthal sobre los efectos de sus apps en los usuarios adolescentes.

La compañía dijo a los senadores que su investigación era de propiedad exclusiva y que “se mantenía confidencial para promover un diálogo y una lluvia de ideas a nivel interno”.

El senador Blumenthal le expresó al WSJ en un correo electrónico: “Las respuestas de Facebook fueron tan evasivas, ni siquiera respondieron a todas nuestras preguntas, que realmente plantean preguntas sobre lo que Facebook podría estar ocultando”.

Facebook tiene mucho trabajo por delante para contribuir con la salud mental de sus usuarios más jóvenes. Trató de hacerlo con una prueba en su interfaz, ocultado recuentos de me gustas, una métrica sobre la que los adolescentes señalaron que les causaba ansiedad, pero no tuvo un gran efecto.