Ford Mustang Mach-E: ¿Fue una buena decisión nombrarla Mustang?

Ese muchacho Guindín es bueno pero también sirve, especialmente cuando de carros se trata. Aquí el puchunguito tuitero vuelve al ataque. Aquí un análisis del nuevo Mustang Mac-E

El Ford Mustang es uno de los nombres más emblemáticos, famosos y queridos tanto de la línea Ford como de la industria automotriz en general. Ya han pasado 56 años desde su introducción y hoy día todos asociamos al Mustang con olor a goma quemada, motores ruidosos y con el filme Bullitt de Steve McQueen (si no la han visto, aprovechen lo que queda de cuarentena).

El pasado mes de noviembre, Ford presentó su nuevo crossover eléctrico y tomó por sorpresa al mundo entero al revelar que no solo estaría inspirada en el Mustang, sino que sería formalmente parte de la familia. Tal y como era de esperarse, los fanáticos del Mustang gritaron “¡sacrilegio!” y probablemente algunos hasta deben haber roto sus dispositivos móviles producto de la ira. Personalmente no tengo duda alguna de que en las oficinas de Dearborn, Michigan sabían que eso iba a pasar y siempre fue parte de la estrategia.

De cierta forma, no es para menos, imagínate que de la noche a la mañana te digan que ahora hay un Mustang que es un SUV y ni siquiera utiliza gasolina para moverse pero, todo cambia y es normal de primera impresión resistirse a los cambios. Por si aún no lo sabían, los vehículos tipo SUV dominan ampliamente el mercado junto con los pickups y los autos eléctricos van subiendo como la espuma en popularidad, imagina las posibilidades al combinar ambos.

Según cuando decimos Pony Car pensamos en el Mustang, cuando hablamos de carros eléctricos es Tesla el usualmente el primero que llega a nuestra mente. El asunto es que si Ford pretendía ir a bailar a la casa del trompo necesitaba un producto que hiciera mucho ruido (no literalmente) y usar uno de sus nombres más reconocibles era una buena manera de hacerlo. Una Escape eléctrica iba a ser muy anónima y ni siquiera una F-150 eléctrica (modelo que llega en los próximos dos años) tenía la pólvora suficiente para tomar el internet por asalto. Visto desde este aspecto, la decisión de Ford fue efectiva y la Mach-E estaba en boca (y teclado) de todos. Además del nombre, el equipo de diseño hizo magnífico trabajo en traducir el diseño del Mustang a las proporciones de un SUV.

Aquí unas poquitas de fotos que nos dio Mustangonzi, el fotoperiodista OFICIAL de hoy de Guindín:

Otro detalle es que Ford nunca ha pretendido que actuales dueños de Mustang vayan en estampida a dejar sus Mustang V-8 en trade-in por una Mach-E aunque sí creo que esperan algunos complementen sus existentes Mustangs con una. En otras palabras, es un Mustang reimaginado para la generación Millennial. Otros potenciales compradores lo son personas que quisieran tener un Mustang pero por asuntos de familia y espacio no pueden tenerlo, no es ciencia que los autos de dos puertas son pésimos como transportación familiar. El modelo GT de la Mach-E promete unos 459 caballos de fuerza y 612 libras-pies de torque, este caballaje lo pone casi igualado con el Mustang GT actual pero con unas significativas 192 libras-pies de torque adicionales. La aceleración de 0 a 60 millas por hora estimada en 3.5 segundos es suficiente para un virtual empate contra un Shelby GT500 de 760 caballos en una hipotética carrera a velocidades legales. Al menos en el aspecto de velocidad y desempeño, la Mach-E es digna de llevar el nombre Mustang y tiene la capacidad de poner a correr la adrenalina hasta del más entusiasta.

Volviendo al asunto del nombre, todo se resume en una palabra: mercadeo y lo determinante que puede ser para un producto bien mercadeado. Para poder realmente medir el éxito de la Mustang Mach-E hace falta que llegue oficialmente pero hasta el pasado 10 de marzo, Ford tenía un total de 40,000 reservaciones que significan un 80 por ciento de las 50,000 unidades que tiene planificadas producir durante el primer año. Lamentablemente habrá que esperar un poco más por la llegada del Mach-E a causa de la razón que ya todos conocemos (una pista: es el mismo responsable de que lleves en tu casa encerrado por más de 50 días). Al igual que hay muchas variantes del Mustang, también las habrá de Mach-E. Esta ofrecerá la opción de motor sencillo o doble, dos tamaños de batería con entre 210 a 300 millas de autonomía dependiendo la configuración y opciones de carga rápida. Aunque controversial, me parece inteligente la apuesta de Ford y hasta ahora todo apunta a que dieron justo en el clavo. De todas formas, el Mustang que todos conocemos y queremos seguirá existiendo y tendrá algún tipo de motor de 8 cilindros bajo el bonete mientras las regulaciones así lo permitan.

(Nota del editor: El autor es el editor del blog Overdrive News. Síguelo en Facebook, Twitter e Instagram como Overdrive News PR)

Mira también:

¡Completamente eléctrico! Así es el nuevo deportivo Taycan de Porsche

La industria automotriz se alista para volver a producir

Chequéate este videíto: