Estudio: Tener hijos vuelve a las personas muy infelices

De acuerdo a una investigación publicada en la revista Demography, en promedio, el efecto de un bebé en la vida personal de una persona durante el primer año es “devastador”.

Según el estudio, tener un bebé es peor que un divorcio, perder el empleo, e incluso que la muerte de una pareja o compañero sentimental.

Los investigadores Rachel Margolis y Mikko Myrskylä analizaron a 2016 desde antes de tener hijos hasta dos años después del nacimiento de su primer retoño. Tras el nacimiento, los participantes en el estudio respondieron preguntas referentes a la satisfacción en las vidas personales de los nuevos padres.

giphy15-1e372283fa78d486b7a6e0d30db98c6b.gif

Aunque 30% de los padres investigados se mantuvieron en un nivel similar de felicidad, 37% reportaron una unidad de felicidad menos que antes de tener hijos, 19% 2 unidades y 17% tres unidades.

En promedio, los nuevos padres bajan 1.4 unidades de felicidad al tener su primer hijo, lo cual es considerado algo “muy severo”.

Algunos de los aspectos negativos reportados por los nuevos padres tras el nacimiento de sus hijos son: insomnio, depresión, aislamiento domestico y problemas en sus relaciones.