Estrellas de la NBA que terminaron pelaos

Alcohol, drogas, mujeres, malas inversiones, en fin, por mil motivos, luego de ser ídolos de las duelas, con millones de dólares en sus cuentas bancarias, algunos jugadores de la NBA terminaron con severos problemas financieros.

Aquí te presentamos algunos:

Dennis Rodman

maxresdefault1-403f040c51efdbeeb83d7cf647de3fb9.jpg

Con 5 campeonatos de la NBA, con los Pistons de Detroit y los Bulls de Chicago, así como seleccionado como el Mejor Defensivo del Año por varios años consecutivos, además de ser uno de los mejores reboteros de la historia del baloncesto, cuyo nombre ingresó al Salón de la Fama en 2011, su polémica forma de ser lo llevó a actuar en varias series y películas, y por si fuera poco, se casó con la sensual Carmen Electra, aunque el matrimonio solo duró 9 días. Es de suponer que todos esos logros significaron varios millones de dólares para Rodman; sin embargo, sus problemas con el alcohol, drogas y con la ley, lo llevaron a la bancarrota.

2. Allen Iverson

alleniverson-4502c70855c65e95762e01f0391c7355.jpg

Iverson fue el responsable del resurgimiento de los Sixers de Filadelfia, equipo que a la postre retiraría su número como un homenaje a esta estrella de la NBA, y quien también intentó ser cantante de rap, bajo el nombre de Jewelz, pero por sus letras contra los homosexuales y las reacciones que esto provocó en grupos de activistas y el propio comisionado de la NBA, David Stern, decidió no publicar el álbum. Múltiples sanciones por su comportamiento, dentro y fuera de la duela, como detenciones por posesión de drogas y armas; evasión de impuestos; amenazas, y un largo etcétera, fueron minando la fortuna de Iverson, hasta que finalmente tuvo que subastar la mansión en que vivía, de $4.5 millones de dólares, para pagar deudas.

3. Latrell Sprewell

image2-8c074f2f7f317e7026bcb6408f111a6c.jpg
Una estrella con los Warriors de Golden State, los Knicks de Nueva York y los Timberwolves de Minnesota, Sprewell logró una considerable fortuna, que pudo haber sido mayor, pues Minnesota le ofrecía más de 27 millones de dólares por renovar su contrato y se negó. Numerosos problemas terminaron por dejarlo en bancarrota, e incluso una orden judicial que le impedía ver a su hija, por la serie de falta de pagos en los que había caído. En 2007 su yate fue embargado y en 2009 perdió su casa por deber más de 1.3 millones de dólares.

4. Scottie Pippen

lipofskypippen-dfd0ed551d61c967e255a26a749c8984.jpg

¿Qué decir de Scottie Pippen? Múltiple campeón con Chicago, parte del Dream Team de la NBA en las Olimpiadas de Barcelona 1992; anotador, defensivo, compañero fundamental de Michael Jordan, que quizá eso ha sido lo único que ha opacado un poco su carrera, el estar al lado del más grande de todos los tiempos, pero sin duda, Pippen se ganó un lugar por sí mismo, e incluso ha dicho “yo era LeBron antes de LeBron”. Desafortunadamente, luego de ganar más de 120 millones de dólares, las malas decisiones al momento de invertir, lo han llevado a vender hasta su casa.

5. Antoine Walker

150723160844walkerbankrupt780x439-4342dd5bfb2c3fd3cec21aaed7e4dc07.jpg

Luego de 12 temporadas en la NBA, Antoine Walker logró una fortuna de más de 100 millones de dólares, la cual se fue diluyendo gracias a las malas compañías de este jugador, quien en 2010 terminó por declararse en bancarrota. Se dio a concer, incluso, que había tenido que vender su anillo de campeón de la NBA con los Celtics de Boston para poder pagar algunas deudas. Hasta tuvo que venir a jugar a Puerto Rico para buscarse unos chavitos y cuadrar caja.

6. Vin Baker

hiresaefde73b97c8e07007a8c2056f63ed33cropnorth-e056fad7f5eea4ab4dfebda96fb7b36f.jpg

Inició su carrera con los Bucks y terminó trabajando en un Starbucks. Este exestrella de la NBA tuvo problemas con el alcohol, lo que lo llevó a perder su fortuna, desde que era jugador, pues terminó deambulando por varios equipos hasta que fue despedido definitivamente, luego de ser un ídolo, e incluso representar a su país y ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Ahora es un empleado de la cadena de café.

7. Charles Barkley

cikabarkli500x321-1b333a0c624deb057acef63933d58b0b.jpg

Jugador de los Soles de Phoenix, los Rockets de Houston y los Sixers de Filadelfia, su fortuna creció hasta más de los 30 millones de dólares; sin embargo su afición por el juego y las apuestas lo hicieron perder el fruto de su trabajo. Aunque ha logrado levantarse un poco, gracias a que tiene trabajo como comentarista de partidos de la NBA, con la cadena TNT.

8. Larry Johnson

lj-82da798cc423568d10cf28864dc1c5a9.jpg

Tal vez, como algunos más de esta lista, si Larry hubiera gastado algunos cientos de dólares en condones, de todos los millones de dólares que había ganado, no tendría tantos problemas; y es que se declaró en quiebra, pues no pudo pagar los gastos de los 5 hijos de 4 madres diferentes que procreó. Sin embargo, una de sus esposas ha declarado que esto es un engaño y que el buen Larry tiene una cuenta secreta con más de 25 millones de dólares, y que la bancarrota solo fue un truco para no seguir manteniendo a sus hijos.

9. Shawn Kemp

14060323393120140603ockempwhatif000239241200x672-31268c1b813ae3e5e62c7ea16b8c45c4.jpg

Uno de los mejores jugadores de su generación, quien fue reclutado de las calles, pues no iba a la Universidad. Se estima que a lo largo de su carrera ganó más de 100 millones de dólares, pero los gastos de sus 7 hijos, con 6 mujeres diferentes (aunque se rumora que pueden ser muchos más), hicieron un enorme agujero en su cuenta bancaria.

10. Kenny Anderson

kanderson463-23b74ff166fdb7f0b5da8fe40e8ea79b.jpg

Kenny Anderson ha tenido una vida interesante desde que se retiró luego de 14 años de carrera en la NBA. Anderson fue bien conocido por su colección de coches: un Porsche Carrera, un Lexus, un Mercedes y un Range Rover personalizado, entre otros. También pagó hasta 250 mil dólares por año para subsidiar a Kenny The Kid Enterprises, una empresa que empleaba a cinco personas para crear una línea de ropa. Como era de esperarse, en realidad nunca funcionó. Anderson finalmente se declaró en quiebra, con la mayor parte de sus deudas por la manutención de menores. Anderson tiene siete hijos con cinco mujeres diferentes.