Estos son los beneficios a la salud de tener nalgas grandes

Científicos del Reino Unido han descubierto razones fisiológicas sólidas por las que las mujeres deberían hacer crecer sus traseros (y por extensión sus muslos): éstos son indicativos de mayor inteligencia y resistencia a las enfermedades crónicas.

"Es el rol protector de la grasa de la parte baja del cuerpo (muslos y parte trasera), lo que sorprende. Las propiedades protectoras de esta grasa han sido confirmadas por muchos estudios realizados en sujetos de distintas edades con índices de masa corporal variables", escribió el equipo de investigadores en Journal of Obesity.

healthbenefitsofbigbutts59d4-14f7388ccd5ab63edb75485270439f1c.jpg

"Si vas a tener grasa, definitivamente es mejor que la tengas en la parte baja del cuerpo", dijo el Dr. Michael Jensen, director de investigación endocrina de la Mayo Clinic en Rochester, Minnesota. "Si ves a las personas que tienen forma de pera, son saludables en todas las formas en que esta grasa se comporta. No sólo se trata de menos ataques cardiacos o diabetes, la grasa puede ser un órgano para la salud".

Este estudio es parte de una discusión que ha tenido lugar desde hace años. Aseguran que no toda la grasa es igual, hay cada vez más evidencia de que la grasa ubicada en el estómago es definitivamente mala porque es "metabólicamente activa" y tiende a enviar mensajes al cuerpo para que engorde aún más. La grasa que se acumula en la parte baja del cuerpo es más estable y libera menos citoquinas, las cuales causan resistencia a la insulina, lo que provoca diabetes.

download2-dc0c6ffd1ca140743bee0b833bc8ee55.jpg

Los investigadores analizaron datos de 16 mil mujeres (si pensabas convertirte en científico éste podría ser el trabajo ideal para ti). Después de mucha observación, concluyeron que las mujeres con traseros más grandes tuvieron niveles más bajos de colesterol y fueron más propensas a producir hormonas que metabolizan el azúcar. Por tanto, tuvieron menos probabilidades de desarrollar diabetes o problemas cardiacos.

Hablando de hormonas, también hallaron niveles elevados de leptina en las mujeres con traseros grandes. La leptina regula el apetito, mientras que el tejido adiposo en el trasero femenino atrapa las partículas de grasa y bloquea las enfermedades cardivasculares. Adicionalmente, un trasero de gran tamaño requiere grasas omega-3, las cuales son invaluables para motivar y mantener el desarrollo cerebral.

traserodekimkardashian-c895b5e628fa7c79562c2565efd969d7.jpg

"Si tienes un cuerpo delgado entonces eres tan saludable como alguien que tiene más peso, si es que lo tiene en la parte baja del cuerpo", dijo Jensen. Su colega, el Dr. Robert Kushner, mencionó el rol que juegan los genes en la ubicación de la grasa: "No puedes dirigir o concentrar la grasa en una parte del cuerpo en vez de otra. Para la persona promedio en la calle, es algo que está determinado genéticamente. Quizá podríamos desarrollar medicamentos que depositen la grasa en un área", sugirió.

¿Medicina para hacer crecer el trasero? Eso suena prometedor.