Un sol urbano desinfecta y elimina el COVID-19 de las calles

El Sol Urbano Utiliza luz ultravioleta lejana con una longitud de onda de 222 nm, que es eficaz para matar virus, pero no daña a las personas

El Sol Urbano (Urban Sun) , del diseñador Daan Roosegaarde y su equipo, es el primer sol artificial del mundo. Está inspirado en la estrella de nuestro sistema solar, el cual desinfecta los espacios públicos y elimina el coronavirus utilizando una luz segura de 222 nanómetros UVC.

Recientemente se anunció que este dispositivo hará una gira internacional.

“De repente, nuestro mundo estálleno de barreras de plástico y pegatinas de “mantenerla distancia”, nuestros amigos reducidos a píxeles en una pantalla de ordenador. Seamoslos arquitectos de nuestro futuro y creemos mejores lugares de encuentro e interacción”
Daan Roosegaarde, diseñador de Países Bajos

 

Es una idea desarrollada por el Studio Roosegaarde, una compañía holandesa que ha contado con la colaboración de médicos y expertos de Estados Unidos, Japón e Italia, para crear este original Sol Urbano.

Es básicamente una enorme lámpara que emite rayos ultravioletas, que se cuelga a 10 o 15 metros de altura por medio de una grúa, pero también puede usarse en farolas, globos aerostáticos, etc.

Base científica del Sol Urbano

De acuerdo con sus creadores, la ciencia en la que se basa Urban Sun se basa en múltiples artículos de científicos de la Universidad de Columbia y de la Universidad de Hiroshima; cuya investigación demuestra que la luz ultravioleta específica (far-UVC) con una longitud de onda de 222 nm puede reducir la presencia de virus, incluidas varias cepas de coronavirus y gripe, hasta en un 99,9%.

La luz ultravioleta se utiliza actualmente en hospitales, quirófanos y otros lugares públicos para matar los virus, así que no es nada nuevo, pero este dispositivo la usa en una frecuencia mucho más baja, por lo que resulta segura para las personas que se exponen a esa luz.

El Sol Urbano Utiliza luz ultravioleta lejana con una longitud de onda de 222 nm, que es igual de eficaz para matar virus y bacterias, pero no puede atravesar la epidermis ni la capa de protección de los ojos, así que es inofensiva.

99.9
por ciento puede reducir la presencia del cornavirus en las calles