Este dispositivo te ayudará con tus zapatos apestosos

El funcionamiento de este aparato portátil llamado ShoeBlast es sencillo, solo basta con introducirlo en los zapatos y dejarlo durante por lo menos 30 minutos.

ShoeBlast - Archivo

En la Consumer Electronic Show 2020 (#CES2020), la empresa ShoeBlast reveló una solución de alta tecnología para combatir el potente hedor y mal olor que se pueden producir en unos zapatos de entrenamiento o que estén desgastados por el uso constante.

El dispositivo tiene por nombre “ShoeBlast”, fabricado por desarrolladores de la provincia de Gyeongsang del norte de Corea del Sur, elimina los olores utilizando el calor y luz ultravioleta.

El dispositivo recargable, alimentado por batería, cuenta con dos elementos de limpieza que se pueden extraer del cuerpo principal del ShoeBlast y cada uno insertado en un zapato apestoso y con mal olor.

Desarrollado por SMARTREUM BANG E Inc, ShoeBlast es la culminación exitosa de una campaña de financiación alojada en Kickstarter que concluyó en julio de 2016.

 

dispositivo ShoeBlast

Solo 30 minutos

El funcionamiento de este aparato portátil llamado ShoeBlast es sencillo, solo basta con introducirlo en el calzado y dejarlo durante por lo menos 30 minutos.

Durante ese período ShoeBlast se encarga de expulsar aire caliente (entre 40–60 ° C) a cada uno de los zapatos donde están ubicadas sus partes. Todo para ayudar a secar y esterilizar el calzado sin causar daños.

Al mismo tiempo, las luces LED ultravioleta se encargan de esterilizar el interior de los zapatos, lo que según la compañía tras este proyecto eliminaría las bacterias.

Según la compañía, el dispositivo “desodoriza, elimina la humedad y esteriliza” todo tipo de calzado, por lo que su uso no estaría limitado a las zapatillas. Y gracias a su “tratamiento con luz UV, análisis y cuidado” podría “eliminar el 99% de hongos y bacterias”.

 

dispositivo ShoeBlast

Con bajo precio

El proyecto fue apoyado por 55 patrocinadores, con un compromiso total de USD $11,937.

Como se observa la página Kickstarter del producto, hay alrededor de 250.000 glándulas sudoríparas en los pies, cada una de las cuales libera humedad en los zapatos que usamos a diario.

Junto con el ambiente cálido y oscuro alrededor de un pie en un zapato, esta humedad crea un 'jardín del Edén' para el crecimiento de bacterias y hongos y la producción de malos olores.