¿Cuál eres tú? Los tipos de chicas que hay en el Día de San Valentín

¿Por qué en esta fecha todas actúan tan extrañas?

¡Llegó el hermoso, maravilloso y emplegostoso Día del Amor! Durante esta festividad las personas que son medianamente normales, no se comportan de la misma forma. ¿Por qué esta fecha se ponen tan extraños? En todas las oficinas del país vemos como un día normal puede terminar en una competencia de arreglos florales, y básicamente se convierte en una lucha de quién es la “más amada”. Veamos algunos de los tipos de chicas que hay en el Día de San Valentín.

san valentin

-La que se envía flores y dice que fue “un pretendiente anónimo”

Esa compañera de trabajo que tiene un carácter difícil (la apodan como “Enemita”), a la que no le conoce pareja, y que todos saben que no le cae ni un perreo un viernes por Tinder; de repente, le llega este arreglo de flores hermoso y ella con una sonrisa pasmá va a recogerlo con toda la seguridad del mundo, para luego pasearlo por toda la oficina pa’ que vean que hay alguien que la ama. Al final del día, decide dejar las flores encima de su escritorio para que sus colegas tengan que ver las fotos hasta que se marchiten, a la misma vez que se hacen importantísimas preguntas cómo “¿a quién diablo esta tiene enchulao?”

-La que lleva años en una relación muerta, y no se regalan na’ porque “el amor se demuestra a diario”

Siempre hay una compañera que tiene una relación fracasada, sumida en la costumbre, y a la vez que sonreír aunque bien sabes que está muerta por dentro. Durante este día, ella tratará de no comerse ni un chocolatito porque “es un día normal como cualquier otro”. Al ver que sus amigas reciben regalos, se tira indirectas de “mientras más grande el arreglo, más intensa fue la pegá de cuernos”. Es de las que sube post a Facebook como “no necesitamos un día para decirnos cuántos nos amamos”, y ni el marido le da ‘like’. Va vestida de negro porque su corazón está de luto desde el día que se casó con el hombre incorrecto.

san valentin

-La jamona que viene vestida toda de rojo y cargando chocolates de Walgreens para todos

No falla que haya esta persona que va casi ready para un mitin del PPD, bien alegre y simpática, repartiéndole dulces a todo el mundo. Uno no sabe si esa persona al fin tuvo sexo o realmente le gusta mucho este día porque es como un Halloween para adultos sin la necesidad de disfrazarte. Lo mejor es que mientras las demás están presumiendo sus arreglos, esta persona está sin hablar durante todo el día porque no ha parado de masticar chocolates de todo tipo. Obviamente, al otro día no podrá con su vida porque las diarreas serán inminentes.

-La despechada, esa no trae nada ni viene de rojo, pero le mete a dos manos a los chocolates que le llevó la jamona

Este tipo de ser humana es “la nube negra” en la oficina, tuvo una relación hace mucho tiempo y se cree que el amor es una mentira. Llamó para faltar ese día a la oficina, pero tuvo que ir porque no tiene días de vacaciones acumulados, ya que se coge libre hasta cuando le da un catarrito. Decidió que aunque “este día es una porquería”, por lo menos puede “jartarse” de dulces, y lo que dejen “mal parquiao” llevárselos para la casa, donde le espera una intensa cita con Netflix y una botella de sangría vieja que tiene en la nevera.

san valentin

-La amargá que no celebra eso porque es un invento del capitalismo

No hay nada más chulo que llegar a tu oficina, ver una cara larga y ante un “¿qué te pasa?”, comience una diatriba sobre el falso amor y cómo el capitalismo nos consume. Tú llegaste feliz, dispuesto a subir unas 10 libras comiendo chocolates, y de repente estás escuchando (GRATIS) a una persona que necesita un psicólogo rush. Cuando le dices “fíjate, a mí me gusta eso de regalarle a mi pareja aunque me quede pelá”, esta persona gritará “¡eso es lo que quiere el capitalismo!”, y uno termina sintiéndose mal solo por celebrar el día del amor. Al final del turno, te dirá “nos vemos, voy ahora a comprarme el iPhone nuevo”.

-La de la relación tóxica que ‘posito’ le manda un arreglo y presume a las demás cuánto la aman

Esta chica todo el año se tira comentarios que a todas luces parecen como si estuviese pasando una crisis matrimonial. Los viernes se tira la tela para trabajar, ya que le gustaría que el esposo se la llevara a comer luego de terminar el turno, pero eso nunca pasa. También tiene dos nenes, pero no se divorcia porque no tiene el valor. Durante este día, presumirá su arreglo floral, y hasta de repente le darán ganas de volver a tener sexo con el marido, algo que no pasará porque el tipo ya hizo planes con la chilla.

san valentin

-La chilla que recibe el regalo más brutal

El enchule de un hombre se mide por el regalo que dé en este día, y obviamente aquí las amantes siempre ganan. En este San Valentín siempre está esta chica que es todo sonrisas, su ropita es de color rojo (incluyendo ropa interior) y tiene una felicidad como si hubiese encontrado un billete de $100 perdido en el bolsillo de la cartera. Olvídate, ella está más feliz que en su cumpleaños. No solo le hicieron tremendo arreglo, sino que le dieron un regalo ca***n, la van a llevar a comer y luego tendrá sexo desmedido con su pareja, un hombre que es casado, pero que no se divorcia “por lo nenes”.

Así es: el mal siempre triunfa.