¡Entérate! Detalles de las gafas de Apple

En los últimos días han salido a la luz nuevos detalles sobre estas gafas de Apple que, al parecer, serán un producto que dará mucho de qué hablar.

Lo primero que destaca es que estas gafas pudieran incorporar pantallas 8K en cada ojo, según reporta CNET. Las gafas, las cuales aún no tienen nombre, tendrían como nombre código T288. Más aún, estas funcionarían por cuenta propia, o lo que es lo mismo, no necesitarán de estar conectadas al iPhone o Mac para funcionar.

appleglassarglassesidropnewsxmartinhajek111200x675-a65a75f11281bb55b4503506fd0a1576.jpg

En su lugar, las gafas de Apple estarían conectadas de manera inalámbrica a una especie de caja dedicada. Para esto harían uso de la tecnología llamada 60GHz WiGig. El corazón de esta alegada caja sería un nuevo procesador de 5 nanómetros de la propia Apple, el cual sería &#39más potente que cualquier otro en la actualidad”, según las fuentes.

Este punto es importante ya que para Apple, el futuro de la realidad virtual y aumentada es uno inalámbrico.

Por otro lado, se dice que los usuarios no necesitarán de instalar cámaras o aparatos adicionales en los cuartos para saber su ubicación. Toda la tecnología para esto estaría incorporada en las mismas gafas.

appleglassarglassesidropnewsxmartinhajek34rosfeaturedimage-5099df0e18a500fd58a3ca1a9be378b4.jpg

Gafas de Apple: Nueva patente sugiere la inminente llegada

Por otra parte, la empresa de Cupertino ha pedido una patente que nos sugiere la llegada de estas gafas ya que la misma gira alrededor de la Realidad Aumentada.

En concreto, la patente describe una tecnología capaz de seguir el movimiento de los ojos del usuario de manera automática. Con esto se busca que las Apple Glasses (a falta de un nombre mejor) puedan ofrecer una respuesta mucho más precisa y eficiente del software que se está utilizando.

appleglassesar1-8371cdef2ecd24a1306b5663f7957fd0.jpg

Para lograr esto se utilizarían dos cámaras de infrarrojos — llamadas NIR — que serán las encargadas de realizar el trabajo de forma eficiente y, desde luego, sin representar un peligro para el usuario.

Desde luego, se trata de solo una patente más dentro de las muchas que ya tienen. Esta no significa, necesariamente, que Apple vaya a sacar unas gafas, pero al menos sí tenemos la certeza de que lo están tomando muy en serio. La tecnología jugará un papel muy importante para su llegada a corto o largo plazo, ya que según dijo el propio Tim Cook, CEO de Apple, aún no existe la tecnología decuada para este tipo de gafas que buscan.