En 2050 el sexo será más común con robots que con humanos

Para todos los 'forever alone', una de las personalidades más destacadas de la Sociedad Británica de Computadores, Ian Pearson, asegura que dentro de 35 años, el sexo entre humanos pasará a segundo plano y los individuos preferirán practicarlo con robots.

Pearson es experto en futurología, graduado en Matemáticas aplicadas y Física teórica por la Universidad de Queen en Belfast, así que las declaraciones no las dice un un loco.

El hombre, que acaba de publicar un informe en materia de sexualidad y tecnología para las próximas décadas, afirma que nuestros hábitos sexuales cambiarán tanto, que hasta la pornografía se llenará de androides y no necesitará de humanos para satisfacer visualmente.

Además, argumenta que ya para 2030, el sexo virtual llegará a la cúspide gracias a dispositivos como el Oculus Rift y al increíble avance de la robótica, por lo que solo es cuestión de que los seres humanos acepten incorporar a los autómatas en sus vidas y aprender a convivir con ellos para frenar los prejuicios existentes del sexo entre robots.

Primero se empezaría con el sexo en 3D, que ya está en marcha, para complementarse con el uso de juguetes sexuales reales que interactúen con el usuario en su entorno virtual. Dichos prototipos ayudarán a disipar los malos conceptos relacionados a la inteligencia artificial, llegando incluso a involucrarse sentimentalmente con ellos.

Aunque las declaraciones de Pearson parecen sacadas de "Back to the future", ¿el sexo entre humanos y robots será posible en realidad?