El lector de huellas dactilares en la pantalla se niega a morir

Synaptics Incorporated ha presentado Clear ID, su versión de Touch ID o lector de huellas dactilares integrada en la pantalla de un smartphone. La empresa manufacturera con base en San Jose, planea producir en masa este nuevo sensor y, según adelantan cuentan con un socio muy importante, según reporta Mashable.

Por qué es importante 

1f449-c053ad5d6e5ccfd77f00c075f3566ca3.svg
 En teoría, Clear ID permitiría a los fabricantes de smartphones integrar un lector dactilar en teléfonos de marcos o biseles reducidos. Aunque no es la primera compañía en anunciar esta tecnología — ya vimos a Qualcomm y Vivo mostrar un primer prototipo — si ha dejado saber que cuentan con un manufacturero importante muy interesado en su tecnología.

giphy6-a8d3a44b27eb576e296ecf813bc22cb8.gif
Synaptics Incorporated afirma que su tecnología es dos veces más rápida que el reconocimiento facial 3D (Face ID de Apple) y solo requiere de tocar una sola vez para desbloquear el teléfono. O al menos, eso dicen.

A tener en cuenta 

1f449-20f1e0eb648a66fccc7a8f203d948ac5.svg
 Contrario a lo que muchos puedan pensar, Apple no introdujo los lectores de huellas dactilares en los smartphones, no obstante, mejoró considerablemente esta tecnología con Touch ID. Hoy día, básicamente cualquier teléfono que se respete cuenta con este sistema de seguridad biométrico salvo el iPhone X, el cual deja a un lado este por el Face ID.

Por mucho tiempo se creyó que el iPhone X incluiría un lector de huellas dactilares en la pantalla como el que ha presentado Synaptics Inc. Sin embargo, la propia Apple dejó claro que esto nunca estuvo en sus planes. Para la empresa californiana parece estar muy claro, Face ID es el futuro.

Sin duda alguna, Face ID es un muy buen comienzo. Incluso funciona mucho mejor que la primera generación de Touch ID, y los lectores dactilares en Android también han mejorado muchísimo en los últimos años. Así que preparémonos para ver una buena lucha entre estas dos tecnologías en los próximos años. ¿Cuál prefieres tú?