El Bitcoin utiliza tanta electricidad como un país entero

¿Cómo fue?

Bitcoin

Cuando leemos o escuchamos hablar de Bitcoins, difícilmente imaginamos que esta criptodivisa pueda generar contaminación. Sin embargo, la cuestión es tan importante que incluso la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, declaró recientemente que “la cantidad de energía consumida para procesar estas transacciones (con Bitcoins) es asombrosa”.

De hecho, según el Índice de Consumo Eléctrico de Bitcoin de Cambridge, la energía total consumida por el proceso de minería de Bitcoin podría alcanzar los 128 TWh (teravatios–hora) este año. Es el 0,6% de la producción total de electricidad del mundo o más que todo el consumo anual de energía de varios países.

“El Bitcoin utiliza tanta electricidad como un país entero. Según la Universidad de Cambridge, Bitcoin utiliza tanta electricidad como todo el país de Argentina”, explica a PUBLIMETRO David Gerard, experto en criptodivisas y autor de ‘Attack of the 50 Foot Blockchain’.

Pero, ¿por qué la minería consume tanta energía?

Este proceso lo realizan máquinas que están trabajando las 24 horas del día consumiendo electricidad a la vez que producen emisiones y calor.

“Para que la minería de Bitcoin sea rentable, hay fábricas con miles de dispositivos de minería que requieren niveles industriales de consumo de energía que producen enormes emisiones”, dijo Jon M. Truby, profesor y director del Centro de Derecho y Desarrollo de la Facultad de Derecho de Qatar.

Pero los Bitcoins y las criptomonedas en general no sólo consumen enormes cantidades de energía, sino que también producen niveles significativos de emisiones de CO2 durante el proceso de minería.

Según un estudio de la Technische Universität München (Alemania), los Bitcoin produjeron hasta 22 millones de toneladas de CO2 al año en 2019, una cantidad comparable a las emisiones anuales de ciudades como Hamburgo o Las Vegas. Y se espera que estas cifras aumenten aún más en el futuro.

Pero, ¿qué se puede hacer para evitar estos niveles de consumo energético y contaminación?

Los expertos aceptan que es difícil cambiar la forma en que se diseñan los Bitcoins, por lo que apelan a los mineros de esta criptomoneda para que mejoren sus dispositivos.

“La mejor opción para Bitcoin es centrarse en mitigar el consumo de energía y las emisiones de los dispositivos de minería, mejorando los dispositivos y dotándolos de energía renovable”, sugirió Jon M. Truby.

Otras opciones mencionadas por los especialistas van más allá y proponen nuevas acciones por parte de las autoridades.

“Hace tiempo que sugiero un fuerte impuesto sobre el carbono al comercio de Bitcoins por dinero real. Los mineros están en su mayoría en China, pero los intercambios de Bitcoin más importantes están en EE.UU. Ese es el punto de control, así que es ahí donde hay que actuar”, concluyó Gerard.

PUBLIMETRO habló con Jon M. Truby, profesor asociado de Derecho y director del Centro de Derecho y Desarrollo de la Facultad de Derecho de Qatar

P: ¿Por qué las criptomonedas generan tanta contaminación?

– Muchos tipos de monedas digitales requieren niveles de uso de energía extremadamente altos en comparación con otros tipos de transacciones, como los pagos con Visa. Las máquinas de minería de Bitcoin están enchufadas las 24 horas del día, consumiendo electricidad y emitiendo emisiones y calor. Las máquinas tienen que mantenerse en un lugar frío, o bien hay que utilizar el aire acondicionado, que consume energía adicional. Esto se debe a que muchos tipos de moneda digital, incluido el Bitcoin, han diseñado sus protocolos de consenso sin tener en cuenta la conservación de la energía.

P: Háblanos más sobre los niveles de contaminación.

– Los procesos implicados en una sola transacción de Bitcoin podrían proporcionar electricidad a su hogar durante un mes. La sociedad sufre el coste medioambiental sin beneficiarse de las ganancias. Los costes medioambientales se socializan para el beneficio privado. La sociedad sufre una crisis climática y no disfruta de ningún beneficio.

P: ¿Cómo resolver este problema?

– En el caso de los nuevos tipos de moneda digital, y de las NFT, que también son muy perjudiciales para el medio ambiente en la actualidad, sólo deberían adoptar protocolos de consenso que no produzcan grandes emisiones. Esto requiere una planificación previa de su diseño antes de su lanzamiento. Puede que sea demasiado tarde para que las monedas digitales existentes, incluido el propio Bitcoin, cambien sus métodos de confirmación de transacciones.

P: ¿Podrían intervenir las autoridades para reducir los niveles de contaminación?

– Los gobiernos pueden dirigirse a los fabricantes o a los compradores de dispositivos, por ejemplo, con herramientas fiscales. Los gobiernos pueden gravar las transacciones y los beneficios de las tecnologías blockchain no sostenibles desde el punto de vista medioambiental. Los gobiernos pueden tomar medidas inmediatas contra la alta producción de energía de la nueva tendencia artística NFT, antes de que se convierta en un problema climático global como el Bitcoin.