Dragon Ball: ¿Gokú ha llorado? Sí, pero solo por estos tres personajes

A lo largo de la impresionante historia de Dragon Ball, incluyendo Súper, el saiyajin favorito de la audiencia se ha quebrado solo tres veces.

Durante las tres décadas (y contando) que tiene Dragon Ball, hemos visto crecer a Gokú como un guerrero prácticamente invencible. Desde que apareció de niño, se convierte en adolescente y llega a la adultez, mantiene la misma esencia. Osea es una persona de corazón puro, que le interesa su familia, amigos, pero por sobretodo, su amor por las batallas. Es por eso entonces que son pocas las veces que hemos visto al saiyajin quebrado en llanto. Si lo hemos visto molesto o lleno de ira, pero muy pocas veces llorando.

Entonces vamos enumerar las tres ocasiones en las que Gokú lloró. Y además logró tocar la fibra de los espectadores que disfrutan de este anime.

Encuentro de Gokú con su abuelo

Mientras se desarrollaba el torneo de Uranai Baba, el pequeño Gokú luchó contra un misterioso guerrero. Este fue un gran contrincante para el entonces niño saiyajin. Conocía muchos de sus movimientos y lo superaba en ciertos aspectos. En un determinado momento este guerrero que portaba una aureola encima de su cabeza y una máscara de gato, se reveló. No era nadie más que el abuelo de Gokú, fallecido desde el inicio de la serie. Entonces el joven héroe corrió hacia los brazos de Son Gohan exclamando "¡abuelito, abuelito!". Si viste esta escena en tu niñez y no acompañaste en el llanto, probablemente tengas un corazón de piedra.

Película Dragon Ball 1996

Durante la película Dragon Ball: El camino Hacia el Poder, el anime celebra sus primeros 10 años de existencia. Explica el portal IGN Latam que aquí se cuenta desde el principio de la trama hasta el desenlace de la Patrulla Roja. En dicha organización del mal está el androide número 8 (Octavio), quien termina siendo un ser lleno de bondad, que se hace amigo de Gokú. Luego de ser asesinado por los soldados de la Patrulla Roja, el joven peleador llora de manera desconsolada, antes de cobrar venganza.

Goku y Octavio

Gokú y Roshi en Súper

Y la última vez que hemos visto llorar a Gokú fue en el torneo de la fuerza organizado por los dioses, en Dragon Ball Super. En un determinado momento el maestro Roshi, que decide participar de la justa, se enfrenta y vence a Ganos. Lo logra tras aumentar increíblemente su fuerza y realizar un super Kame Hame Ha, que pareció haber detenido el corazón del maestro. En ese momento Gokú toma a Roshi en sus brazos desconsolado por su presunta muerte, antes de verlo despertar y continuar con la pelea.

Goku y Roshi