De la limusina a pasar 'trimmer': la caída del rey Chicky Starr

No hay duda alguna que mi generación fue influenciada por el gran Chicky Starr, al punto que al sol de hoy y ya con sus carnes algo blandas, todavía vemos en este guerrero un ejemplo a seguir. José Aníbal Laureano Colón era el epítome del éxito en la década de los ochenta y noventa. Chicky tuvo fama, dinero, gloria, ron gratis, platos con carne de carey, y de Toa Baja a Camuy todas las mujeres le pertenecían a esta leyenda de la lucha libre.

879dd42d-9188-40ce-b428-4e1cc7ff2172

Cuando éramos niños era normal prender el televisor y verlo en un Pontiac Fiero 1988 rebasando los límites de velocidad y amenazando con atropellar turistas por Condado, mandando a Víctor The Bodyguard a que le diera una pela a todo aquel que tuviera la osadía de mirarlo a los ojos y corriendo jet ski por el Escambrón para echarle spray con el agua en la cara de las personas que se bañaban en el mar plácidamente. Así era el señor Starr: el villano que todos amábamos odiar.

f6577ec3-f758-47ea-97e7-51415cb96a4e

Pero el tiempo no pasa en vano. La lucha libre local dejó de llenar coliseos, el Cable TV se hizo más popular y llegó a lugares donde no existía el tendido eléctrico como Peñuelas, y la Capitol Sport Promotion perdió a sus seguidores al no poder pulsear con la WWF. Como el traidor que es, Chicky abandonó al atorrante de Carlos Colón y brincó a la IWA, donde Savio Vega le prometió villas y castillas, pero no pudo cumplirle.

Esa fue la primera traición que Chicky sintió en su costado, pero ya el tiempo lo había hecho un ser humano más dócil, así que no le partió la vida a Savio como hubiese hecho en un pasado y decidió aceptar el $5.15 la hora que le podían dar. Para ganarse unos chavitos adicionales, Chicky prestaba su cuerpo para que fuera molde de las figuras de acción que se venden en China. Los años pasaron factura, y las tetillas de José Aníbal ya se caían (ya este no luchaba descamisado, sino que utilizaba una polo betiá negra), así que en un claro caso de discrimen por edad fue degradado de protagonista a “luchador relleno”, y el favorito de Ramón Luis Rivera Jr, Ricky Banderas, tomó su lugar.

Screen Shot 2015-11-03 at 4.09.10 PM Noten como Víctor daba más miedo con la edad, mientras Chicky está dando la pusilánime mirada que dan los vendedores de seguros cuando el cliente no les ha pagado

Desde ahí la historia no jugó a favor de Chicky. Los libretistas hicieron de su personaje uno más blandengue, que hasta lloraba junto a Víctor The Bodyguard, y decidieron darle un pequeño ejército de seguidores: Los Chickistarrianos. El problema con esos muchachos era que el más flaco pesaba 320 libras y medía 5’7, y el resto estaba a ley de un cheeseburger para infartar. Chicky intentó entrar en la política por el Partido Nuevo Progresista, pero como le pusieron el pie, decidió traicionar su ideal y unirse al Partido Popular Democrático… donde tampoco fue aceptado. El señor Starr trabajó como gerente en la compañía de seguridad Capitol Security, pero tuvo varios incidentes, incluyendo aquel en que contrató a un fracatán de locos para que ‘tostonearan’ estudiantes en la huelga de Universidad de Puerto Rico en el 2010.

10339670_722801601147585_3628490890384680942_n

El orgullo de Vega Baja decidió comenzar un negocio de venta de coquito para las navidades, y hasta él mismo te lo llevaba a tu casa aunque fuera en sitios apartados de la civilización como Rincón o Ceiba, pero con tanta competencia, el público pensó que no iba a pagar un coquito 'overpriced' solo pa' verle la cara a Chicky. La caída de este antihéroe era inminente… así que sucedió lo peor que podía pasar: los medios reseñaron Chiky se enamoró y hasta le dijo “te amo” a una chilla.

12088209_892920124135731_5472683816388856770_n

El “dios Lucifer de la lucha libre” decidió entregarse a los brazos del romance, y desde entonces su amplio maneja de la técnica luchística se ha visto minimizado. Chicky ya no puede ni abrir un pote de pepinillos sin encorvar la espalda porque carece del poderío que lo hizo famoso, pues el amor lo hizo débil. Pero ahora sí viene la peor parte.

12191746_10153805008619623_2712001065731715628_n (1)

Luego de un arresto por incumpliento de pensión alimentaria, el mejor de la familia Laureano está teniendo una profunda macacoa, ya que hasta perdió su trabajo como administrador de un condominio debido al tiempo que pasó en prisión. Diferentes portales se unieron para pedir la suma de 9,000 dólares, cantidad que Chicky le adeuda a Asume. El 2015 ha sido inmisericorde con el caballero más brillante del deporte, y ahora mismo se encuentra sin trabajo, según él mismo lo anunció a través de sus redes sociales. Da dolor en el pecho ver a esta mente maestra en sus últimos años pasando 'trimmer' y recogiendo hojas como cualquier ordinario de apellido Pérez o Hernández.

12190959_10153806851309623_731065213875124429_n

Y hasta se ha puesto más humano, pues todos hemos hecho esto alguna vez.

12188786_10153807303889623_1537316550_n

Incluso, Chicky está aprovechando estos difíciles momentos para llevarnos a la reflexión.

12202215_10153807310284623_1086118885_n

Aunque siempre hay espacio para el humor.

12177838_10153807304369623_1770012073_n

Chicky, tus fanáticos sabemos que vas a salir de esa mala racha porque de tu manga sale cualquier cosa. No te rindas ni bajes la cabeza, porque tú bien decías, no se puede ser humilde si se es el mejor.

#FuerzaChicky

12202078_10153807303694623_89156009_n