El enjuague bucal podría protegernos del COVID-19

Un aliado inesperado en la lucha contra el coronavirus acabo de ser descubierto y parece que es algo que todos tenemos en nuestras casas.

Protegernos contra el coronavirus ha sido una tarea complicada. Pues básicamente cualquier visita a un lugar público nos puede exponer al contagio. Es por eso que se incita a las personas a permanecer en casa y no tener contacto con nadie de fuera.

Pero dentro de todos los problemas y dentro de las medicinas que se han probado en contra de este, hay algo que no se había tomado en cuenta y que podría resultar beneficioso: el enjuague bucal.

Un aliado inesperado

Para combatir al coronavirus se ha intentado de todo: medicamentos para ETS, medicamentos para esquizofrenia y hasta tratamientos con hormonas femeninas. Pero nunca habíamos visto algo tan interesante como lo que veremos a continuación, pues parece que el enjuague bucal puede “matar” al virus.

El coronavirus tiene una pequeña capa de exterior que lo protege de factores externos y le permite permanecer activo incluso en superficies. Pero esta membrana protectora puede ser vulnerada de manera que no llegue a infectar las células del cuerpo humano.

Esto se encuentra siendo investigado actualmente por la Universidad de Cardiff.

Coronavirus enjuague bucal

Aunque la misma Organización Mundial de la Salud nos advierte que usar enjuague bucal no nos hace invulnerables al virus, se considera como un área de estudio que no se ha aprovechado como es debido y que se debería investigar mas sobre los efectos del enjuague bucal aplicado al COVID-19.

Por el momento, creo que vale la pena implementar en la rutina diaria el cepillado correcto de los dientes y a su vez, el uso de enjuague bucal al menos dos veces al día. En especial usarlo cuando se regrese de la calle.

Cabe mencionar (como siempre) que NO debes beber el enjuague bucal, NO debes intentar inyectártelo y sobre todo, NO debes usarlo como si de medicina se tratase. Sigue las indicaciones del empaque siempre.

Fuente: Oxford Academic.

¿Viste la vez que hablamos con Barea?