Construyen carros voladores en silencio

Larry Page, cofundador de Google, ha estado inviertiendo personalmente en dos startups dedicadas a crear coches voladores: Zee.Aero y Kitty Hawk.

screenshot20160609at20417pm-23cabb34c74c288aa813e7ecbfbd56f6.jpg

Zee.Aero fue financiado totalmente por Page con más de 100 millones de dólares desde su creación en 2010. En Kitty Hawk ha invertido desde el año pasado. Las dos compañías han estado creando diseños de coches voladores por separado.

Además, hicieron pruebas de vuelos de dos prototipos en un aeropuerto muy cerca de las oficinas de Google en Mountain View. Incluso han contratado diseñadores e ingenieros aeroespaciales de la NASA, Boeing y SpaceX. Como medida de discreción los empleados de Zee.Aero no se refieren a Page por su nombre; lo llaman GUS, “the guy upstairs” o el tipo de arriba en español. La compañía tiene alrededor de 150 empleados.

20160609113557aero2620x6200-c7a6ec6b048f115822ddcbacfb34ea16.jpg

Kitty Hawk inició operaciones el año pasado en un edificio de oficinas de dos pisos en el extremo de un callejón sin salida, a media milla de distancia de las oficinas de Zee.Aero. De acuerdo a unos documentos de negocios del 2015 el presidente de la compañía es Sebastian Thrun, el fundador de la división de investigaciones Google X. Su planilla de empleados es de una docena de ingenieros; incluyendo a veteranos de Zee.Aero y Aerovelo, una startup creadora de un helicóptero de tracción humana que se mantiene en vuelo por más de un minuto.