Consejos para no subir de peso en la Navidad

tumblrmdsdpx1lon1r2edti-91b83b712236741b4b75d224c6a7b3bb.gif

Ya estamos a días de que comiencen los parties, y con ello el inminente lechoneo llena de antojos.

Antes de comerte un doble plato de pernil, de pasteles o de todas las delicias de esta temporada, sigue estos consejos paso a paso y así evitarás llegar a enero con peso de más.

1. Empieza el día haciendo ejercicio

Es posible que con el frío que hace no quieras salir de tu cama pero, al ejercitarte reduces el apetito del resto del día. Según la Brigham Young University, basta con 45 minutos de ejercicio matutino para que nuestra inclinación por la comida disminuya.

2. Pésate dos veces a la semana

Diciembre no es sinónimo de “como lo que sea”, y quienes lo ven así, se olvidan de su peso en totalidad. Te recomendamos pesarte al menos 2 veces a la semana para controlar tu peso y no llegues al siguiente diciembre cargando el pavo del año anterior en tu panza.

winston-c304ddef7c2ace9f2f86e9fe5149ec54.gif

3. Controla los antojos 

Si ya sabes que tienes una comida o una cena, evita caer en tentaciones con cosas como papitas, refrescos, chocolates y todo lo que esté lleno de carbohidratos. Guarda esas atracciones pecadoras para cuando estés frente al menú navideño y puedas comer sin culpa.

4. Sí, las verduras y los platos al horno son tus amigos

Aunque ser el anfitrión de una cena o comida de Navidad es una gran responsabilidad (y una pesada carga que a muchos no nos importaría ceder a otro), tiene una parte positiva, y es que puedes escoger el menú. No todos los banquetes navideños tienen que ser hipercalóricos.

giphy35-daf707b9e1ae3d21fd9790f270063555.gif

5. Evita los ayunos

Si tienes la idea de comer menos y por ello aplicas los ayunos; estás mal. No tienes que “hacer pasar hambre” para comer más y no “pasarte de calorías”. Si llegas a la cena de Nochebuena con mucha hambre, lo más probable es que acabes comiendo mucho más de lo que deberías.

6. Sé selectivo

El principal problema de las comidas navideñas es que, además de ser excesivas en todos los sentidos, son tremendamente variadas. Es muy probable que tengas que enfrentarte a todo tipo de entradas, dos o tres platos y varios postres. Y una cosa está clara: si te lo comes absolutamente todo vas engordar sí o sí. Por ello es mejor plantearse antes de empezar cuál va a ser el menú y seleccionar cuidadosamente lo que comes.

giphy29-d756afbc609b180e305dac822ed5eebb.gif

7. Cuida lo que bebes

La bebida es uno de los grandes peligros de estas fiestas. Ni que decir tiene que el alcohol es la mayor fuente de calorías, pero también son peligrosos los refrescos, cuyo consumo se dispara en navidades. Evitar el consumo de alcohol por completo es difícil, pero si no quieres engordar lo mejor es que tengas cuidado. No pasa nada por tomar dos copas de vino y dos cervecitas. Nadie dijo que mantener nuestro peso en Navidad fuera fácil.

¡Dile NO a los Tupperwares!

En Navidad siempre sobra comida que se reparte en tuppers para que todos los hermanos y primos puedan repetir al día siguiente. Si no quieres ganar peso en Navidad lo mejor es que pichees esto. Si sobra mucho, lo más probable es que quieres volver a lechonear al día siguiente, y eso es precisamente lo que debes evitar.