CONFIRMADO: Los que laboran desde casa ven porno en equipos de la empresa

Informe detalla nueva realidad para quienes trabajan de forma remota en tiempos de coronavirus

El trabajo remoto se ha convertido en la realidad para muchas personas en tiempos de coronavirus.

Quienes tienen la oportunidad de trabajar desde la casa han logrado mantener sus ingresos y continuar una rutina en momentos en que muchos han perdido sus trabajos y se encuentran en incertidumbre económica.

Pero la moda –obligada– del trabajo remoto trae consigo una serie de situaciones que merecen la atención tanto de empleados como de empresas.

Un nuevo informe de la empresa Kaspersky revela cómo la vida privada y personal se confunden en un escenario de trabajo desde la casa. De hecho, la mitad (51%) de los que trabajan desde casa y comenzaron a ver más contenido para adultos admite que lo hicieron en los mismos dispositivos que usan para fines relacionados con el trabajo. Esta es solo una de las principales conclusiones del informe llamado Cómo COVID-19 cambió la forma en que las personas trabajan.

Según el informe, casi un tercio (31%) de los trabajadores dijo que pasan más tiempo trabajando que antes. Sin embargo, el 46% dijo que ha aumentado la cantidad de tiempo que dedican a la actividad personal. Este cambio en particular puede haberse producido porque los trabajadores ahora no tienen que desplazarse al trabajo ni viajar tanto como antes.

El informe también reveló que se ha vuelto más difícil para los trabajadores separar la actividad laboral y la personal, especialmente cuando se trata de la tecnología. Y algo preocupante para las empresas: el 51% de los trabajadores que admite haber comenzado a ver más contenido para adultos desde que trabaja desde casa, dice que lo ha hecho en los dispositivos que usa para fines relacionados con el trabajo. Casi una quinta parte (18%) de los trabajadores incluso hace esto en los dispositivos que les proporcionan sus empleadores, y el 33% admite que ve contenido para adultos en sus dispositivos personales que también usa para hacer su trabajo.

Además, el 55% de los trabajadores dice estar leyendo más noticias ahora que antes de comenzar a trabajar desde casa. Si bien esto es comprensible porque las personas querrán mantenerse actualizadas con los últimos acontecimientos del coronavirus, el 60% de esta actividad se realiza en dispositivos que se utilizan para el trabajo. Sin embargo, esto puede conducir a infecciones de malware si los empleados no prestan atención a los recursos y sitios web que visitan.

Los trabajadores también están desarrollando el hábito de usar sus servicios personales para fines laborales, lo que aumenta los riesgos potenciales de Shadow IT, es decir, dispositivos que no están protegidos por el Departamento de IT y que incluso pueden generar la divulgación de información confidencial o corporativa. Por ejemplo, el 42% de los empleados usa cuentas de correo electrónico personales para asuntos relacionados con el trabajo, y el 49% admite que su uso ha aumentado cuando trabajan desde casa. El 38% usa mensajeros personales que no han sido aprobados por sus departamentos de IT, y el 60% de ellos admite hacerlo con más frecuencia ahora bajo las circunstancias actuales.

“Las organizaciones no pueden complacer todas las solicitudes de los usuarios, como permitir que el personal use cualquier servicio como lo deseen. Es necesario encontrar un equilibrio entre la comodidad del usuario, la necesidad comercial y la seguridad. Para lograr esto, una empresa debe proporcionar acceso a servicios basados en el principio de otorgar sólo los privilegios mínimos y necesarios, implementar una VPN y utilizar sistemas corporativos seguros y aprobados. Estos tipos de software pueden tener ciertas restricciones que reducen ligeramente la facilidad de uso, pero ofrecen mayores garantías para proporcionar medidas de seguridad", sostuvo Andrey Evdokimov, director de Seguridad de la Información en Kaspersky.

Te podría interesar: