Cinco mitos de la serie The Fresh Prince

155279-4fc526cbe265f3179eb54ef4fbc10a2f.jpg

"The Fresh Prince of Bel-Air" se estrenó el 10 de septiembre de 1990 El éxito que alcanzó fue tal, que sigue muy presente en la memoria de los que vieron la serie. Su fama fue tan grande que durante las temporadas que estuvo en antena generó unas cuantas leyendas populares, algunas realmente descabelladas.

Hoy, 25 años después, uno de los actores secundarios y más populares de la serie, el rapero Jeffrey Townes (el famoso Jazz) decidió aclarar todos esos mitos.

El saludo de Will y Jazz

giphy13-d9d24eb497444297bb991aaef3fd593d.gif

Fue un bailarín de una de las giras de DJ Jazzy Jeff & The Fresh Prince (el dúo de hip hop que Townes y Smith formaron en los 80 y principios de los 90), llamado Mike Barr, el que empezó a hacer el peculiar saludo. Los dos actores lo tomaron prestado y lo convirtieron en un fenómeno mundial gracias a la serie.

El taxista del intro

63e5395a61a94580bc288028465c5ef5-82b4b8eb4395b5ac61da674ba29719f4.gif

Aunque el célebre productor discográfico, responsable de algunos de los éxitos de Michael Jackson, era productor ejecutivo de la serie, Jazz niega rotundamente que él fuese el actor que llevaba a Will a la mansión del tío Phil.

La serie se hizo porque Will Smith estaba en bancarrota

giphy36-b143b4109636cfe3478c48200ba0d08c.gif

En la década de los 80, Will Smith era un rapero exitoso. Will despilfarró mucho dinero y tuvo problemas legales por no pagar sus impuestos. Por eso, el IRS le puso una multa de 2.8 millones. Smith tuvo que vender todas sus pertenencias y su casa fue embargada. En 1989 la cadena de televisión NBC lo contrató para que fuera protagonista del programa. En realidad, lo que llevó a los productores a realizar la serie fue verlo en el video del tema “Parents Just Don&#39t Understand”, y así se convencieron.

La botá de Jazz de la mansión

giphy42-e28a2e4917ceabef14b441c993897524.gif

Se comentaba que la escena en la que Jazz era pateado y expulsado de la casa de su tío en Bel Air fuera rodada una sola vez. Esa escena, que se repetía una y otra vez sin apenas veriación, fue rodada en varias ocasiones más.

"Cuando lo hice por tercera o cuarta vez, y piensa que cada toma se repetía unas cuarenta veces, dije que no podía hacerlo más", recuerda Townes, rememorando las múltiples contusiones que sufría durante el rodaje. Por esta misma razón, se usó siempre el mismo corte de todos los que grabaron.

Will estaba muerto y Bel Air era el cielo

giphy53-388c524dd5a9ee6d7392f4ae75f0b11e.gif

Esta fue una de las leyendas más extrañas surgidas alrededor de la serie: la que aseguraba que todo lo que ocurría desde que Will llegaba a Bel-Air transcurría tras la muerte del protagonista, a causa de una pelea en su barrio de Philadelphia. De esta forma, la casa de los Banks era una metáfora del cielo.

Según Jeffrey Townes, esto era totalmente falso. Tal solo fue una fantasía de los seguidores de la serie. "No era tan profunda, pero es increíble cómo el cerebro de los fans les llevó a sacar esas conclusiones", bromeó el DJ, que también desmintió que, aunque el programa era bastante autobiográfico, esa pelea tampoco se produjo en la vida real de Smith.

giphy6-79d82d656aa125700e98549e4b4698dc.gif