Científicos investigan qué especies sobrevivirán al cambio climático

Metro descubre qué más se puede esperar después de que un estudio descubriera especies de peces que muestran una adaptación genética al cambio climático

El calentamiento global sigue afectando al mundo. Un reciente estudio del WWF reveló que si las emisiones de carbono siguen aumentando sin control, la mitad de las especies vegetales y animales de los lugares con mayor biodiversidad del mundo, como el Amazonas y las Islas Galápagos, podrían enfrentarse a la extinción a finales de siglo.

El mismo estudio afirma que si la fauna puede desplazarse libremente a nuevos lugares o adaptarse a nuevas condiciones climáticas, el riesgo de extinción en estas zonas disminuirá entre un 25% y un 20%, pero sólo en un escenario en el que mantengamos el aumento de la temperatura media global en 2°C.

Por eso, algunos científicos ya han empezado a investigar cómo se adaptan las distintas especies a las nuevas condiciones climáticas. Y recientemente, investigadores de la Universidad McGill, con sede en Canadá, descubrieron que algunos peces, como, por ejemplo, el espinoso tricolor, pueden adaptarse muy rápidamente a los cambios estacionales extremos.

Uno de los aspectos más novedosos de esta investigación es que estudia la idea de Darwin de la evolución por selección natural en tiempo real.

"Este proceso se ha estudiado normalmente de forma retrospectiva, en poblaciones que se adaptaron a sus entornos actuales mucho tiempo atrás. Esto puede dificultar la comprensión de la secuencia de acontecimientos -por ejemplo, qué rasgos fueron los más importantes y cuándo- que condujeron a su adaptación", explica a Metro Alan García-Elfring, autor principal del estudio y candidato al doctorado bajo la supervisión de Rowan Barrett, catedrático de investigación en ciencias de la biodiversidad de la Universidad McGill.

Para estudiar la selección natural en acción, los investigadores siguieron a seis poblaciones de peces espinosos antes y después de los cambios estacionales en su entorno mediante la secuenciación del genoma. Descubrieron que los cambios climáticos provocados por inviernos húmedos y veranos secos provocaban cambios drásticos en la estructura del hábitat y en el equilibrio entre el agua salada y el agua dulce, y sólo los peces capaces de tolerar estos rápidos cambios sobrevivían hasta la siguiente estación.

"Estos cambios probablemente se asemejan a los cambios de hábitat experimentados por las poblaciones de espinosos cuando colonizaron muchos lagos de agua dulce recién creados desde el océano tras el retroceso de los glaciares hace 10.000 años", declaró el profesor Barrett.

Los investigadores encontraron pruebas de cambios genéticos en los peces estudiados impulsados por los cambios estacionales del hábitat.

capturadepantall-64206dba889105efb64f1ccf2b13a104.jpg
Este pez podría sobrevivir al cambio climático

"Los hallazgos son importantes porque sugieren que podemos utilizar las diferencias genéticas que evolucionaron en el pasado como una forma de predecir cómo las poblaciones pueden adaptarse a los factores de estrés ambiental como el cambio climático en el futuro", concluyó García-Elfring.

"Esperamos obtener información sobre los cambios genéticos que pueden haber sido resultado de la selección natural en el pasado".
Rowan Barrett,
catedrático de investigación en ciencias de la biodiversidad de la Universidad McGill (Canadá).

50%
de las especies vegetales y animales de los lugares más ricos en biodiversidad del mundo podría extinguirse a finales de siglo debido al cambio climático.

Animales que se enfrentan al cambio climático

Patiamarillo común
Esta gran ave costera norteamericana tiene una capacidad de adaptación que le ha permitido hasta ahora prosperar en un entorno cambiante. Recientemente, los avistamientos de esta ave han aumentado en gran número, especialmente en el interior del sur de Estados Unidos.

Rana toro americana
Rana de gran tamaño originaria del este de Norteamérica, ha conquistado otros continentes y se está extendiendo especialmente en Sudamérica, lo que la convierte en una de las especies invasoras más exitosas del planeta.

Rata canguro
Estos animales son resistentes al sol en el suroeste de EE.UU. y México, donde están bien adaptados a las condiciones de aridez y ya han soportado anteriores subidas de temperatura.

ENTREVISTA

Alan García-Elfring
candidato al doctorado en la Universidad McGill, Canadá

P: ¿Por qué le interesó estudiar la evolución paralela?

  • Porque se considera una prueba sólida de la selección natural. También demuestra que la selección puede ser predictiva. Se pueden hacer observaciones directas de los factores que impulsan la adaptación y de los genes y mutaciones sometidos a selección. Puede ser difícil deducir esto de las poblaciones bien adaptadas mucho tiempo después de que se haya producido la selección para el rasgo de interés, ya que las mutaciones se acumulan y borran la firma de la selección.

P: ¿Cómo se adaptan los peces estudiados tan rápidamente a los cambios estacionales extremos?

  • La selección puede actuar sobre la variación genética existente (alelos para el agua dulce y salada) e impulsar cambios adaptativos muy rápidos.

P: ¿Qué cambios sufrieron estos peces?

  • Han sufrido cambios de frecuencia alélica en los genes asociados al equilibrio iónico. Como cambios fenotípicos, estamos trabajando en ello.

P: ¿Podría darse esta adaptación al cambio climático en otras especies?

  • Sí, pero depende del contexto. Por ejemplo, el tamaño de la población o de la especie, su rango/temperatura a la que está expuesta. Fundamentalmente, y en correlación con estos dos factores, se reduce a la variación genética.